El tuitero Eduardo Narváez vuelve al banquillo de los acusados y la libertad de expresión se ve nuevamente amenazada en Panamá

El tuitero y caricaturista panameño Eduardo Narváez ha sido citado nuevamente a juicio ante el juzgado del Sistema Penal Acusatorio de Panamá el martes 16 de marzo, acusado de haber divulgado en las redes dos caricaturas que su acusadora asegura le causaron afectación psicológica.

Narváez, quien se hace llamar en Twitter «edunar54» o @ElPuebloPty, fue arrestado la noche del 22 de enero de 2019 cerca de su residencia en la ciudad de Panamá, siendo posteriormente allanada su casa en un procedimiento ordenado por la entonces procuradora general del país, Kenia Isolda Porcell, en el que le fueron confiscados todos sus dispositivos electrónicos.

El arresto estuvo relacionado con la difusión de unas sugestivas fotografías en traje de baño de Natasha Ruskova, una mujer de Ucrania que publicaba fotos suyas en poca ropa en Twitter y cuyo parecido con la procuradora Porcell provocó que en las redes se tejieran algunas especulaciones. Porcell ha argumentado que las fotografías le causaron lesiones psicológicas.

Las publicaciones desataron la ira de Porcell y los arrestos tanto de Narváez, crítico de la gestión de la exprocuradora, como de otros tuiteros que se hicieron eco de las imágenes, situación que algunos panameños catalogaron como venganza personal y abuso de poder.

La investigación de Narváez inició luego de que el Primer Tribunal Superior de Panamá concediera un recurso de apelación a la fiscalía, aprobando los cargos que fueron rechazados luego por un juez de garantías el 24 de enero de 2019, conduciendo a su liberación.

Una sentencia del Juzgado Primero, el 11 de junio del mismo año anuló la decisión del juez de garantías, quien decidió no aceptar la investigación en contra de Narváez.

En el mes de julio de 2019 Narváez dirigió un mensaje a la Defensoría del Pueblo de Panamá y al director de la División de las Américas de la ONG Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, con el fin de denunciar la persecución de la que ha sido objeto. Allí el caricaturista expresó

«Como la persecución terrorista judicial de parte de Kenia Porcell y su subalterna fiscal continúa en contra de nuestra persona, nos avocamos a apelar la revocatoria del Primer Tribunal Judicial sobre la decisión de la Juez de Garantías que nos había absuelto de los cargos en contra nuestra. Dicho Tribunal aceptó la apelación, sin embargo la persecución, el rencor y el odio de la Procuradora es tan grande que su fiscal presentó un incidente para tratar de evitar que el caso trascendiera a la Corte Suprema de Justicia!»

En un nuevo giro del caso, el juicio de 2019 fue anulado para ser iniciado un nuevo proceso. Acerca de esto el caricaturista ha comentado: «Como el juicio que me hicieron en el caso Kenia Porcell vs edunar54 no fue favorable para la parte demandante resulta ser que ahora anulan ese juicio para enjuiciarme nuevamente. O sea que de todos modos debo quedar 7 años mínimo tras las rejas! Vaya #justicia la de mi país!».

Asimismo ha invitado a una concentración pacífica en la Plaza Ágora de la ciudad de Panamá el martes 16 de marzo a la 1:00 p.m. para exigir justicia sin fueros ni privilegios y el procesamiento judicial de la exprocuradora por los casos Panama Papers, Blue Apple, Odebrecht, albergues y por extralimitación de funciones.

La misma fecha está prevista la nueva vista del caso contra Nárvaez, quién corre el riesgo de quedar detenido.

En las redes distintos internautas le han hecho un llamado a los organismos internacionales garantes de la libertad de expresión y los derechos humanos, como Reporteros Sin Fronteras, Human Rights Watch, Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), entre otras organizaciones, para que le den seguimiento al caso, qué algunos catalogan como una persecución judicial y política.

El tuitero es un hombre de condición humilde, padre de familia, quien ha alzado su voz contra los atropellos y la corrupción desde que Panamá estaba bajo la dictadura de Manuel Noriega, condenando siempre los excesos cometidos por los distintos gobiernos, algo que para algunos ha causado incomodidad en ciertas figuras públicas que ahora intentan pasarle factura y llevarlo a prisión.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *