Alejandro Ruíz Mazzeo y Elías Koury Guevara, de acusados por blanqueo de dinero del narcotráfico colombiano a flamantes contratistas estatales en Venezuela mediante su Constructora Conkor

Compartir

Los nombres de Alejandro Josue Ruíz Mazzeo y Elías Ramón Koury Guevara saltaron a la palestra pública en Venezuela el martes 18 de julio de 2017, luego de que el Ministerio Público venezolano los citara por irregularidades en la contratación de empresas en la Faja Petrolífera del Orinoco. Sin embargo, en 2012 fue la Fiscalía de Nueva York la que vinculó a ambos empresarios venezolanos con una red de blanqueo de capitales.

«Alejandro Ruiz Mazzeo (presidente) y Elías Ramón Koury Guevara (vicepresidente) deberán comparecer el próximo martes 25 de julio a las 9:00 am», escribió el Ministerio Público venezolano en su cuenta de Twitter. Informó que la citación había sido hecha por el Fiscal 55° nacional para imputar a ambos directivos de la Constructora Conkor por «irregularidades en contrataciones con la Faja Petrolífera del Orinoco».

De acuerdo con el Registro Nacional de Contratistas de Venezuela, Conkor se encontraba habilitada para contratar con el Estado y entre sus clientes contaba con el Ministerio para el Transporte Terrestre, las empresas mixtas Petrojunin y Petroboscan y Covinsa (Constructora de la Vivienda Nacional).

Koury Guevara también figura en el RNC como presidente de la empresa Petrovez, que cuenta a Pdvsa, Covinsa y el Ministerio para el Transporte Terrestre entre sus clientes.

No era la primera vez que un fiscal seguía los pasos de Ruiz Mazzeo y Koury Guevara. Según reportó la periodista venezolana Maibort Petit, en 2012 el entonces fiscal de Nueva York Preet Bharara «demandó a ambos empresarios por lavado de dinero en afiliación al cártel Serna de Medellín».

La acusación presentada en la Corte del Distrito Sur de Nueva York se sustenta en una investigación conducida por la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) y otras entidades federales. Sin embargo, en la acusación del 4 de mayo de 2014, la fiscalía neoyorquina señaló que ambos venezolanos «introdujeron al sistema financiero norteamericano miles de dólares provenientes del narcotráfico a través de dos cuentas bancarias».

Una de ellas estaba a nombre de Ruíz Mazzeo y Koury Guevara y tenía más de 321 mil dólares. Ambas fueron congeladas y los fondos fueron expropiados.

El ex fiscal venezolano en el exilio Pedro Lupera Zerpa, denunció que una empresa obtuvo contratos de más de $ 1.000 millones a través de actividades de corrupción.

La empresa, de nombre “Constructora Conkor”, es de origen venezolano y tiene filiales en varios países, aseveró Lupera Zerpa. Además, los contratos suscritos habrían significado importantes desfalcos para Venezuela.

“Se logró recabar información que me permitió demostrar el grave daño que gran parte de los funcionarios del Estado generaron a Venezuela por hechos de corrupción”, detalló el funcionario en entrevista con EVTV.

El Ministerio Público citó en el 2017 en “calidad de imputados” al presidente y vicepresidente de la Constructora Conkor, Alejandro Josue Ruíz Mazzeo y Elías Ramón Koury Guevara, respectivamente, por estar presuntamente vinculados con irregularidades registradas en contrataciones con Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y otras empresas mixtas, en el estado Anzoátegui.

Contrato entre Alejandro Ruíz Mazzeo, propietario de constructora Constructora Conkor y Pedro León, exdirector ejecutivo de la Faja Petrolífera del Orinoco, procesado en Venezuela por delitos de corrupción.

Para las contrataciones de PDVSA con la Constructora Conkor, estas habrían sido canalizadas a través de la empresa india Indian Oil Corp, una empresa de energía que en su página web se describe como de vanguardia y especializada en petróleo, gas, petroquímicos y fuentes de energía alternativa y cuyas sedes principales están en Mumbai y Nueva Delhi.

Alejandro Ruíz Mazzeo aparece en distintas fotografías disfrutando de viajes, aviones, yates y lujos de ensueño, recorriendo destinos que van desde San Francisco, California, hasta Dubai, acompañado por familiares.

Entre los años 2004-2012, habrían sido entregados contratos millonarios por parte de entidades gubernamentales venezolanas a un grupo de cinco empresas que están en manos de dos familias ligadas al actual defensor del pueblo, según el reporte. Las empresas están dominadas por los siguientes individuos:

1) Elías Ramón Koury Guevara (Sol Luisa Rodríguez Guanipe)
Yafeh Manuel Koury Guevara
Jorge Nasser Koury Guevara

2) Alejandro Josue Ruíz Mazzeo
María Trina Ruíz Mazzeo
Juan Antonio Ruíz Mazzeo

De acuerdo a un reporte -que contiene evidencias-, los hombres de mayor poder en el esquema de corrupción empresarial que ha funcionado por más de una década son Elías Ramón Koury Guevara y Alejandro Josue Ruíz Mazzeo. Los dos empresarios aparecen a la cabeza de negocios millonarios, y poseen múltiples propiedades en el extranjero.
Alejandro Ruíz Mazzeo fue director de la Cámara Petrolera de Venezuela.

Una de las características que llama la atención es que las empresas pasaron de ser entidades con modesto capital a empresas multinacionales, con propiedades, aviones y presencia en varios países. El crecimiento se produjo en menos de 5 años de operaciones.

Los contratos millonarios provenientes en su mayoría de Pdvsa- Oriente, y de otros entes, fueron aprobados con abismales sobreprecios y a través de adjudicaciones directas, violando las leyes de licitación.

Los empresarios beneficiados por los contratos millonarios supuestamente pagaban sobornos exorbitantes a funcionarios públicos, que incluían comisiones en efectivo, además costosos obsequios.

De acuerdo al reporte, una parte de las comisiones fueron pagadas a través de empresas offshore a cuentas bancarias de los Estados Unidos y Suiza.

El modus operandi usado por los empresarios y los funcionarios públicos implicados en el supuesto esquema de corrupción, habría sido descalificar las empresas que participaban en las licitaciones que no forman parte de la «matriz de licitación», señala el reporte.

La llamada «matriz de licitación» incluye la creación de 3 a 5 compañías que son utilizadas para armar cuadros de licitaciones privadas, de tal forma de garantizarse siempre la adjudicación de contratos. Bajo esta estrategia, si una empresa del holding no logra el contrato usan otra corporación del mismo grupo para ganar por descarte, se explica en el documento.

Por casi una década y media, las empresas que forman parte del supuesto esquema de sobornos y de corrupción consiguieron posicionarse como contratistas de PDVSA, gracias a una supuesta red de tráfico de influencias, señala el documento.

El grueso de los contratos han sido otorgados por Pdvsa-Oriente, y otros fueron logrados por adjudicaciones de organismos dependientes del gobierno nacional venezolano, tales como Covinea y Ministerio del Poder Popular para el Transporte, entre otros.

El reporte señala que uno de los empresarios, Alejandro Ruíz Mazzeo sostuvo encuentros en Venezuela con funcionarios en un yate de su propiedad, de 60 pies, que solía encontrarse anclado en la marina Américo Vespucio de la ciudad de Puerto La Cruz. En muchas oportunidades, los encuentros incluyeron la presencia de altos funcionarios de Pdvsa y del alto gobierno.

La empresa que mayor número de contratos obtuvo fue Constructora Conkor- Rif J-307140054.

De acuerdo a la información oficial, la Constructora Conkor CA fue fundada en 8 de junio de 2000 y desde su creación le han adjudicado contratos millonarios del sector público. La empresa se dedica -según la descripción de su portal- a la construcción de proyectos de ingeniería civil, mecánica, eléctrica, instrumentación relacionada a diferentes regiones de Venezuela.

Entre los dueños de la empresa aparecen Elías Ramón Koury Guevara, Alejandro José Ruíz Mazzeo y un hermano de éste de nombre Juan Antonio Ruíz Mazzeo. Otros que aparecen como accionistas son: Reynal Pérez Duin y Luis Monsalve Seguini.

La empresa está ubicada en la Av. Principal de la ciudad de Lechería, Edificio Centro Empresarial de Lechería, Piso 8, Oficina 804, Sector Las Palmeras, Lechería, Edo. Anzoátegui, Zona Postal 6016, Venezuela.

La empresa cuenta con sucursales en países como los Estados Unidos, Ecuador y Colombia.

Constructora Conkor tiene una sucursal en Colombia ubicada en la 94 A Street, 13 – 08, Office 403, Bogota D.C., Colombia.

Igualmente tiene una sede en Quito, Ecuador, ubicada en la Av. De los Shirys con Av. Naciones Unidas, Edificio Shirys Park, Piso: 4to., Oficina: 412, Quito, Cantón: Quito, Provincia: Pinchicha, Ecuador. Código Postal: 170515.

El nombre de la empresa Conkor fue registrado como marca en los Estados Unidos, específicamente en Houston Texas. El registro tiene una dirección ubicada en 6434 Deihl Road, Houston Tx, 77092.

La constructora Conkor ha sido denunciada en varias oportunidades en el estado Anzoátegui por haber dejado obras inconclusas. Una nota publicada en el portal Noticias Candela, escrito por la periodista Zuly Pérez, aseguró que dicha empresa no completó los trabajos de rehabilitación en la vía Zaraza del estado Guárico a Onoto (Anzoátegui), en cuyo asfaltado quedaron diferentes detalles por reparar.

La empresa se encarga de asfaltados, reparación de infraestructuras y construcción de sistemas de drenajes. También ha ejecutado diversas reparaciones en áreas del hospital Luis Razetti de Barcelona. La empresa ha sido demandada en algunos casos por cobro de prestaciones y por deudas con el extinto Bolívar Banco.

Otra empresa vinculada es Constructora Rodríguez y Koury. La compañía identificada bajo el Rif. No. J-303503934 tiene tres sucursales, una en Maturín estado Monagas y otra en Barcelona, estado Anzoátegui. Aparecen como dueños de la empresa Yafeh Manuel Koury Guevara y María Trina Ruíz Mazzeo. La empresa está calificada para contratar con el Estado venezolano, al igual que el resto que forma parte de la matriz de licitación.

Constructora Rodríguez y Koury tiene una enorme cantidad de obras asignadas con sobreprecio por parte de Pdvsa y  entes gubernamentales venezolanos.

La Constructora Rodríguez y Koury produjo un cambio en sus accionistas y amplió su conglomerado hacia el Tigre, estado Anzoátegui. A esta estructura le fueron adjudicados más contratos con sobreprecio y sin licitaciones. La empresa aparece con la dirección fiscal siguiente: Avenida Principal de Lechería, Centro Comercial Mini Centro, Primer piso Local N-2, Lechería-estado Anzoátegui.

En este nuevo documento los accionistas son Yafeh Manuel Koury Guevara y Sol Luis Rodríguez Guanique. Una pareja que aparece como propietaria de una propiedad millonaria en una exclusiva y lujosa zona de Miami.

En la documentación oficial se observa que la empresa tiene otras adjudicaciones gubernamentales.

Los dueños de la empresa Constructora Rodríguez y Koury, Yafeh Manuel Koury Guevara y Sol Luis Rodríguez Guanique, poseen una propiedad millonaria ubicada en el 455 Glenridge Road, en Key Biscayne, Florida 33149. El valor de dicho inmueble es de US$ UN MILLON TREINTA Y SEIS MIL TRESCIENTOS TREINTA Y CUATRO (US$1.036.334).
Asimismo tienen una propiedad en Houston Texas, ubicada en 6434 DEIHL RD HOUSTON, TX 77040.

En el mismo conglomerado aparece una tercera empresa, denominada Petrovez, registro J-313855880 cuyos dueños son otro hermano de Elías Ramón, llamado Jorge Nasser Koury Guevara y Alfredo Luis Muziotti Betancourt.

Doble S Ingenieros Consultores C.A. es por su parte una corporación creada bajo el registro J-298515554. fue constituida por Elías Ramón Koury Guevara, Alejandro Josue Ruíz Mazzeo, Sara Bruschini Anniballi, Laura Cristina Tineo Ramos, Asdrúbal Alejandro Salazar Marcano, José María Saa Machado.

Representaciones Global America CA. es una compañía registrada por Alejandro Josue Ruíz Mazzeo y Elías Ramón Koury Guevara con el número J-295966350. Está ubicada en Zona Valles del Neverí, Avenida Principal de Naricual Galpón No.1, Barcelona, estado Anzoátegui.

También se logra ubicar una empresa perteneciente a Elías Ramón Koury Guevara denominada Constructora Tepuy C.A. bajo el número 700131 que aparece en el registro de empresas españolas.

Acusación en Nueva York

El entonces fiscal de Nueva York, Preet Bharara demandó a Ruíz Mazzeo y Koury Guevara por blanqueo de capitales en afiliación al cártel Serna de Medellín. En la acusación, fechada el 4 de mayo de 2012, la fiscalía neoyorquina señala que los dos demandados introdujeron al sistema financiero norteamericano miles de dólares provenientes del narcotráfico a través de dos cuentas bancarias. La primera cifrada con el número 9115080716 a nombre de Ruíz Mazzeo y Koury Guevara por $321,838,49 y la segunda una cuenta de ahorros N-9117573894 con un monto de $32,469,15. Ambas cuentas del Citibank fueron congeladas y los fondos expropiados.

La acusación de la fiscalía se basó en la violación del título 18 del Código de los EEUU en sus secciones 981 (a)(1)(1) y 984 que establece la autoridad del gobierno de confiscar dinero proveniente de la actividad criminal.

En la acusación se señala que las evidencias fueron recolectadas durante una investigación sobre lavado de dinero proveniente de las drogas realizada por la Agencia Antinarcóticos de los EEUU, DEA y otros entes federales.

Destaca el documento de la fiscalía que «la necesidad de blanquear dólares provenientes del narcotráfico ha crecido debido a la venta masiva de cocaína y heroína proveniente de Sudamérica. Esa droga se vende en los Estados Unidos en pequeñas porciones y por lo general en efectivo que es difícil de detectar, lo que ha obligado al gobierno a reforzar las regulaciones en materia de blanqueo de capitales y colocando alertas a los depósitos que se hacen en pequeños montos en cuentas en bancos estadounidenses. La alerta es mayor cuando se hacen transferencias bancarias desde países como Colombia y Venezuela, entre otros, donde los narcotraficantes tienen sus bases de operaciones y buscan limpiar el dinero proveniente de la industria criminal».

Dice la acusación que uno de los métodos más usados por los narcos venezolanos y colombianos es el uso del mercado negro del peso, porque escapa a cualquier regulación legal de los Estados Unidos y de otros países.

El documento señala que los narcotraficantes colombianos generan un esquema tripartita, a través del cual designan un contacto en EEUU (conocido como corredor de dinero o broker en inglés) con quien acuerda proporcionarle pesos colombianos a cambio de dólares que se han generado de la venta de drogas en Norteamérica. En este esquema, el broker recoge el dinero de las ventas de drogas, que por lo general son miles de dólares de parte de los «representantes de venta», negocia los dólares con clientes locales en EEUU, mientras tanto en Colombia, el narcotraficante paga a los traficantes que venden la droga, y la comisión del broker en pesos. Cuando está transacción se realiza se produce el blanqueo de los dólares. Ese proceso se realiza nuevamente, tantas veces sea necesario.

A su vez, el broker debe conseguir mecanismos para hacer su trabajo sin ser captado. Este debe buscar personas o negocios que deseen cambiar dólares por pesos. Las empresas o empresarios que necesitan pagar cuentas o servicios en dólares llegan acuerdos con el broker para comprar dólares a través del sistema financiero colombiano. El broker deposita pequeñas cantidades de dinero en las cuentas que de sus clientes que por lo general son empresarios o de los negocios que mueven dinero en EEUU.

La operación encubierta donde fueron capturadas las cuentas de los acusados, Elías Ramón Koury Guevara y Alejandro J. Ruíz Mazzeo, se produjo con informantes confidenciales infiltrados por la DEA en los cárteles de la droga que actúan en Medellín, Colombia, específicamente, en el cártel dirigido por Javier Calle-Serna y el grupo de brokers de dinero que trabaja para esa organización criminal.

El testigo confidencial de la DEA obtuvo por parte de miembros del cártel de Calle Serna o de los broker afiliados los teléfonos celulares de individuos en los Estados Unidos que necesitaban lavar dinero. Luego de decodificar la información, el CS-1 o testigo confidencial entregaba la información a la DEA para que actuara en consecuencia. Agentes encubiertos se unían a la operación que los llevaba directamente a las cuentas de los individuos que lavaban el dinero.

La acusación dice que los agentes encubiertos se infiltraron y actuaron como brokers anónimos que recogían el dinero. Los intercambios solían ocurrir en lugares públicos y las transacciones era de miles de dólares. Por lo general, las grandes cantidades de dinero eran escondidas en maletas, bolsas o cajas para ser intercambiadas en las calles o en estacionamientos. Después de recoger el dinero, los agentes encubiertos de la DEA lo depositaban en las cuentas, y luego los miembros del cártel y los brokers afiliados enviaban las instrucciones para transferir el dinero a otras cuentas.

Desde diciembre de 2009 hasta marzo de 2012, los agentes encubiertos de la DEA recogieron cientos de miles de dólares. Los agentes actuaron bajo la conducción de una investigación realizada en el Distrito Sur de Nueva York, y se logró hacer acusaciones a varios miembros y afiliados al cárcel de Serna que participaron en operaciones continuas en el esquema de lavado de dinero.

Uno de los narcotraficantes del cártel Serna, Amado Imachi-Tulcán y dos brokers, Javier machado y Richard Casanova fueron acusados el 7 de noviembre de 2011 de conspirar para lavar dinero proveniente del narcotráfico en los EEUU.

Durante el curso de las investigaciones de la DEA, se descubrió que las cuentas de Alejandro Josue Ruíz Mazzeo y Elías Ramón Koury Guevara formaban parte de la red de blanqueo de dinero del narcotráfico.

El 12 de abril de 2011 uno de los agentes confidenciales de la DEA fue contactado por un broker de dinero colombiano afiliado al cártel Serna quien solicitó que fuera a recoger $350 mil dólares en efectivo en Queens, NY. El 13 de abril el agente encubierto recogió $339.950 dólares entregados por un sujeto X luego de una conversación.

El 18 de abril de 2011, siguiendo las instrucciones del broker 1 al testigo (CS1), la DEA envió dos transferencias de $159.741, 50 a una cuenta corriente.

El 25 de abril de 2011, otro oficial encubierto de la DEA, UC-2 se comunicó con otro broker afiliado al cártel Serna para que fuera a recoger $500.000 en Santurce, Puerto Rico.

El 27 de abril de 2011 otro agente encubierto de la DEA recogió $560.890 de otro individuo luego de una conversación.

En mayo 4 de 2011, el broker-2 dio instrucciones y la DEA y envió seis transferencias de $299,805 a la cuenta corriente de los dos acusados.

Durante el 18 de abril de 2011 y 14 de junio de 2011 el balance de la cuenta corriente era menos de $274.647,80. En junio 14 de 2011, $244.000 fueron transferidos de la cuenta corriente a una cuenta de ahorros dejando un balance de $90,312,54 en la cuenta de cheques.

El balance más bajo que hubo en la cuenta corriente desde el 14 de junio de 2011 hasta el 1 de abril de 2012 fue de $ 22.033.49 y el monto que estaba en la cuenta al momento de la investigación era $614.698,39. Mientras que en la cuenta de ahorros el balance más bajo era $34,930,20 y al cierre de la investigación era $32.469,15. Señala la investigación que $22,033,49 de la cuenta corriente y $32,469,15 de la cuenta de ahorros fueron transados el 18 de abril de 2011.

El gobierno de los Estados Unidos congeló las dos cuentas y los fondos quedaron en custodia del Estado norteamericano.

La acusación hecha por el fiscal de entonces, Preet Bharara obligó a los acusados Elías Ramón Koury Guevara y Alejandro J. Ruíz Mazzeo aceptar los cargos. A través del abogado, Daniel S. Ruzumna acordaron no litigar ni ir a juicio. Por el contrario aceptaron una estipulación propuesta por la fiscalía, a través el fiscal auxiliar Alexander J. Wilson.

De todo el dinero confiscado, los dos sujetos lograron demostrar que a penas $118,102,55 de los fondos depositados en la cuenta del Citibank 911508716 no provenían del delito y fueron transferidos al abogado de los acusados.

El reporte completo del esquema de corrupción de estas empresas fue entregado a las autoridades federales para su investigación.




Semanario El Venezolano. Madrid, del 03 al 16 de agosto de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *