La empresaria Raquel Bernal, reconocida por sus negocios financieros sombríos en Venezuela, vuelve a la caza de nuevo marido en España

Por Estrella Ferretti

La millonaria empresaria venezolana Raquel Bernal, exesposa del jinete español Álvaro Muñoz Escassi, aterrizó en España procedente de Republica Dominicana, donde reside la mayor parte del año.

Según un reporte de ABC, Bernal asistió el pasado miércoles 23 de junio por la noche a la celebración de la mayoría de edad de Daniela y Luis Yáñez Sanz, hijos de Diana Sanz, hija del fallecido empresario y expresidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz. La cena tuvo lugar en la Finca La Casa de Mónico a las afuera de la capital.

La empresaria es muy amiga de la familia Sanz y no quiso perderse un día tan especial para los hijos de su amiga.

Raquel y Javier Tudela tienen actualmente un extenso patrimonio. Según el Registro Mercantil español, él es administrador único de cinco empresas relacionadas con la promoción inmobiliaria y tiene varios bares y restaurantes en la zona de Aravaca-Pozuelo.

La pareja se conoció hace casi un año a través de unos amigos en común. Pero no fue hasta principios de 2021 cuando Tudela viajó hasta República Dominicana y la visitó afianzando aún más la relación.

Aunque la distancia entre ambos puede suponer un handicap, Bernal, prefiere no pensar en ello y se refiere a él como un caballero con el que comparte muchas aficiones.

Tudela es muy celoso de su intimidad, a pesar de haber estado emparentado con una de las familias más mediáticas del canal español Telecinco. «Huye de los focos y no quiere saber nada de este mundo. Tiene muy buena relación con su hijo, al que siempre ha apoyado y apoyará económica y personalmente en todo lo que necesite», aseguró alguien cercano a ABC.

El empresario Javier Tudela fue marido de la modelo y presentadora española María José Giaever, más conocida como Makoke.

La escalada social de Raquel Bernal Raquel Bernal en Venezuela se remonta al año 1991, cuando abandonó la banda de Miss Mérida para convertirse en la esposa de Víctor Julio Flores Rojas, quien en los años consiguientes asumió la presidencia de la Bolsa de Valores de Caracas.

De la relación nació una hija, la única de Bernal, a quien llamaron Raquel. La joven conmocionó la escena social caraqueña cuando cumplió los 15 años de edad, época en la que su madre se encargó de organizar una fiesta que contó con la presentación del cantante boricua Luis Fonsi, con quien especulaciones en la prensa venezolana señalado que Bernal tuvo también una relación.

Rumores no confirmado han asegurado que Bernal es pariente de Freddy Bernal, dirigente chavista y ex alcalde del municipio Libertador, en la ciudad de Caracas.

A Bernal le han sido atribuidas relaciones sentimentales en el pasado con Víctor Cruz Weffer, excomandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional (FANB) de Venezuela, señalado en los Panama Papers y arresado en Venezuela por argos de enriquecimiento ilícito. Pero también con Raúl Isaías Baduel, exministro de Defensa de Venezuela y posterior opositor a Hugo Chávez; además de con Alejandro González, expresidente del Banco Industrial de Venezuela. Uno de sus más sonados romances fue con el propio Chávez y con Alejandro Andrade, extesorero de la nación, quien cumple condena en los Estados Unidos por participar en operaciones de blanqueo de $1200 millones de Pdvsa.

La empresaria venezolana pretendió en 2017 recuperar el dinero invertido en su marido tras poner punto y final a su relación y el primer paso para ello fue poner a la venta los caballos que le regaló, valorados en 400.000 euros.

Raquel Bernal fue aspirante al concurso de belleza Miss Venezuela en el año 1991, en representación de la provincia de Mérida, pero se retiró antes de celebrarse el certamen. La empresaria fue esposa del ex-presidente de la Bolsa de Valores de Caracas, Víctor Flores, y compañera sentimental del presentador venezolano de televisión Guillermo “Fantástico” González. Se le vinculó sentimentalmente con el cantante puertorriqueño Luis Fonsi, con el general chavista Víctor Cruz Weffer, el ex-ministro de Defensa Raúl Isaías Baduel, el ex-presidente del Banco Industrial de Venezuela, Alejandro González, y con el ex-presidente Hugo Chávez.

Gracias a las relaciones adquiridas mediante su exesposo, la ex-miss formó parte en grupos inversores que han gestionado importantes transacciones inmobiliarias, incluyendo la compra de un hotel en Santo Domingo, República Dominicana.

Según la web empresia.es, plataforma con acceso a los actos mercantiles publicados en el Boletín Oficial de Registros Mercantiles en España (Bome), Bernal Martínez aparece registrada, desde mayo del 2009, como administrador único de la empresa Ávila Valores, una constructora operativa española.

Asimismo, desde enero del 2014, quien también es apodada “La Barbie” figura como la titular jurídico y formal de las acciones y participaciones societarias, así como administradora única de la empresa Sarizul SL, empresa radicada en Madrid, España, extinguida en junio del 2015 y cuya actividad principal estaba relacionada con: “La compraventa de bienes inmobiliarios por cuenta propia, la gestión y administración de la propiedad inmobiliaria y la compraventa de inmuebles y su explotación”.

Según Vanitatis, a raíz de la estrecha relación con el fallecido presidente Chávez, Raquel Bernal estuvo vinculada con Alejandro Andrade, guardaespaldas particular del expresidente y, más adelante, tesorero de la nación. Andrade cumple condena de prisión en los Estados Unidos por haberse enriquecido personalmente gracias a este último cargo y por haber sustraído directamente dinero de las arcas públicas para desviarlo a través de cuentas suizas, adquiriendo además propiedades inmobiliarias de lujo en suelo estadounidense.

En la misma investigación en torno a Andrade, se sospecha que Raquel Bernal colaboró con él en el blanqueo de capitales y fue una de sus colaboradoras en lo que se conoce como el “caso de las notas estructuradas”.

Bernal estuvo casada durante algunos meses con el jinete español Álvaro Muñoz Escassi, pero se divorció para casarse luego con el productor cinematográfico judío Avi Lerner.

Avi Lerner y Raquel Bernal

La boda con Lerner se dio en el marco de la primera edición del festival de cine Cana Dorada, celebrado entre el 16 y el 19 de enero pasado en el resort de lujo Eden Roc Cap Cana de Punta Cana, República Dominicana, que contó como organizadora a la propia Bernal.

Raquel Bernal, la empresaria que hizo una fortuna manejando inversiones financieras del Estado venezolano, gracias a sus contactos y a la corrupción en la época chavista, se casó por tercera vez en 2020. En esa ocasión su enlace nupcial fue con el afamado productor cinematográfico judío Avi Lerner.

Bernal había estado casada con el ex-presidente de la bolsa de valores de Caracas Víctor Flores y con el jinete español Álvaro Muñoz Escassi, con quién la felicidad le duró tan solo meses.

Raquel Bernal, Álvaro Muñoz Escassi

La boda se dio en el marco de la primera edición del festival de cine Cana Dorada, celebrado entre el 16 y el 19 de enero de 2020 en el resort de lujo Eden Roc Cap Cana de Punta Cana, República Dominicana.

Bernal recibió ácidos comentarios de algunos venezolanos, quienes dijeron que su esposo le iría a «hacer visitas conyugales cuándo la justicia norteamericana la ponga en cana por caso de notas estructuradas», asegurando que la empresaria pudiera ir a parar a una prisión en los Estados Unidos por un caso financiero en perjuicio del Estado venezolano, conocido como el caso de las Notas Estructuradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *