Banco de desarrollo de América Latina aprobó despido a su director, Mauricio Claver-Carone, tras investigación ética

Los gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo votaron a favor de despedir a su presidente, Mauricio Claver-Carone, luego de que una investigación ética descubrió que probablemente mantuvo una relación íntima con un subordinado.

Según un reporte de Joshua Goodman para AP, los gobernadores de los 48 miembros del BID tenían hasta el martes para votar electrónicamente si despedirían a Claver-Carone luego de una recomendación unánime la semana pasada del directorio del banco de despedir al primer estadounidense en dirigir el banco en sus 63 años de historia.

Pero el lunes por la tarde se habían emitido suficientes votos para cumplir con el quórum necesario. El BID en un comunicado dijo que de acuerdo con los estatutos del banco, la Vicepresidenta Ejecutiva Reina Mejía asumiría la presidencia interina hasta que se elija un nuevo líder.

Una investigación realizada a pedido de la junta determinó que Claver-Carone violó las reglas de ética al dar un aumento salarial del 40% a su jefe de gabinete, con quien dijo que probablemente tuvo una relación sentimental desde al menos 2019, cuando ambos trabajaban en la Casa Blanca, según una copia del informe obtenido por la AP.

Claver-Carone ha negado haber tenido alguna vez una relación con su asesor principal y dijo que la investigación, realizada por el bufete de abogados de Nueva York Davis Polk, tenía graves fallas.

En una entrevista el lunes, Claver-Carone dijo que está considerando emprender acciones legales contra la institución financiera internacional por supuestamente difamar su buen nombre y violar las disposiciones de su contrato de trabajo. También arremetió contra la administración de Biden por no defender los derechos al debido proceso de uno de sus ciudadanos.

“El Banco no cumplió con los requisitos como una institución basada en reglas”, escribió en una carta de despedida a los gobernadores, quejándose de que nunca fue notificado formalmente de la denuncia anónima que desencadenó la investigación o permitió corregir imprecisiones en los investigadores. ‘informe confidencial. “El futuro del Banco está en juego. En el futuro, será esencial garantizar que el desprecio ad hoc y arbitrario de las normas y los procedimientos nunca se repita”.

El directorio ejecutivo del banco perdió confianza en el liderazgo de Claver-Carone como resultado de evidencia que incluía un «contrato» que él y su asistente supuestamente redactaron en la parte posterior de un mantel individual en el verano de 2019 mientras cenaban en un asador en Medellín, Colombia. . Ambos estaban allí asistiendo a la reunión anual de la Organización de los Estados Americanos.

En él, supuestamente describen un cronograma para divorciarse de sus cónyuges y casarse. También hay una «cláusula de incumplimiento» que establece que cualquier incumplimiento de los términos traería «tristeza y angustia» que solo podrían mitigarse con «cera de vela y una caja traviesa» de un hotel frente al mar en el Miami natal de Claver-Carone.

Si bien los investigadores no encontraron evidencia de que Claver-Carone violó las políticas de viaje del banco para encubrir el supuesto romance, lo culparon por no cooperar completamente con su investigación al negarse a entregar su teléfono de trabajo y brindar acceso a las comunicaciones desde su teléfono personal y correo electrónico. . También dijo que probablemente violó la política de conflicto de intereses del banco, que prohíbe a los gerentes tomar decisiones de empleo en nombre de las personas con las que tienen una relación íntima, cuando otorgó unilateralmente a su asistente un aumento salarial del 40%.

Los hallazgos recuerdan las acusaciones de lapsos éticos contra otro republicano en la cima de una institución multilateral, el exsecretario de Defensa Paul Wolfowitz, quien renunció como director del Banco Mundial en 2007 por arreglar un generoso aumento de sueldo para su novia.

El Banco Interamericano de Desarrollo es el mayor prestamista multilateral de América Latina y desembolsó el año pasado un récord de $23 mil millones para aliviar la pobreza que empeoró la pandemia de coronavirus en la región. Estados Unidos es el mayor accionista, con el 30% de las votaciones.

Claver-Carone fue elegido presidente en los últimos meses de la administración Trump a pesar de las quejas de los demócratas y algunos otros en la región. Mientras estuvo en el banco, trabajó para reducir la influencia de China, que se unió al banco en 2009, y para impulsar el compromiso con Taiwán, que Beijing considera una provincia separatista.

De acuerdo con las reglas del banco, la Vicepresidenta Ejecutiva Reina Mejía, una ciudadana hondureña que pasó la mayor parte de su carrera en Citibank en Centroamérica, reemplazará a Claver-Carone hasta que se elija un nuevo presidente.




Semanario El Venezolano. Madrid, del 03 al 16 de agosto de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *