James Niu Wolfgramm, el falso filántropo y «criptomillonario» que ahora es acusado de estafa y blanqueo de dinero en los Estados Unidos

James Niu Wolfgramm, un autoproclamado millonario de criptomonedas ha sido acusado de varios delitos graves por su supuesta participación en una estafa que pretendía vender una máquina de criptominería de alta potencia llamada «Bitex Blockbuster» que en realidad no existía.

Wolfgramm (también conocido como Semisi Niu o James Vaka Niu) de Spanish Fork, Utah, ha sido acusado por un gran jurado federal de fraude electrónico y lavado de dinero. Los cargos están relacionados con una estafa que supuestamente recaudó casi US $ 1,7 millones de dos víctimas.

Según la acusación, Wolfgramm se presentó en línea como un magnate de las criptomonedas que había hecho su fortuna con las criptomonedas.

Se alega que Wolfgramm publicó imágenes en las redes sociales de costosos autos deportivos que afirmaba poseer, maletas llenas de efectivo y capturas de pantalla de billeteras de criptomonedas que contenían millones de dólares en moneda digital.

Sin embargo, alega la acusación, se cree que algunas de las imágenes fueron copiadas de los sitios web y cuentas de redes sociales de otros.

Además, se alega que Wolfgramm y su empresa Bitex promovieron una máquina de criptominería inexistente a la que llamaron «Bitex Blockbuster».

En algunos vídeos difundidos en las redes sociales en 2021 se ve a James Niu Wolfgramm presentándose como un filántropo y realizando donativos de guantes quirúrgicos a hospitales en los Estados Unidos, para ayudar a combatir la pandemia de COVID-19.

 

Según el Departamento de Justicia , a las víctimas se les mostró un supuesto «Bitex Blockbuster» en la oficina de Bitex, que daba la impresión de criptominería en tiempo real, pero en realidad mostraba un bucle de video pregrabado.

Algunas de las presuntas víctimas de Wolfgramm recurrieron a las redes sociales para compartir sus historias de cómo habían sido estafados.

Se alega que otra de las compañías de Wolfgrammm, Ohana Capital Financial, Inc. (OCF), ofreció servicios financieros a aquellos que no son elegibles para cuentas bancarias tradicionales, con el lema «Banking the Unbankable».

Se dice que los clientes de OCF recibieron millones de dólares de clientes que creían que su dinero se mantendría en depósito, sin saber que Wolfgramm y OCF estaban gastando sus fondos en «gastos comerciales no relacionados».

Wolfgramm enfrenta dos cargos de lavado de dinero y cinco cargos de fraude electrónico.




Semanario El Venezolano. Madrid, del 03 al 16 de agosto de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *