Excandidatos presidenciales kenianos solicitan a la Justicia de Kenia indagar la participación de venezolanos empleados de la firma Smartmatic en un posible fraude electoral cometido en el país africano

El Tribunal Superior de Nairobi ordenó a la Dirección de Investigaciones Criminales de Kenia (DCI, por sus siglas en inglés), que proporcione un informe sobre su investigación sobre tres venezolanos, según lo solicitado por Azimio la Umoja One, el candidato presidencial keniano, Raila Odinga, y su compañera de fórmula Martha Karua.

Martha Karua y Raila Odinga

Odinga y Karua habían acudido a los tribunales en busca de obligar a DCI a producir el informe para respaldar su petición de elección presidencial que impugnaba la declaración de la Comisión Electoral Independiente y de Límites (IEBC), de William Ruto como presidente electo.

José Gregorio Camargo Castellanos, Joel Gustavo Rodríguez García y Salvador Javier Sosa Suarez fueron arrestados el mes pasado en el Aeropuerto Internacional Jomo Kenyatta (JKIA) con materiales electorales de IEBC.

Al conceder petición de Karua, la jueza Hedwig Ongu’ndi ordenó al DCI que le entregara el informe dentro de un lapso de 12 horas.

 

“Después de leer detenidamente los alegatos, la declaración jurada de apoyo y los anexos, estoy convencido de que la oración principal solicitada en la notificación de la moción se justifica para permitir que la peticionaria presente sus documentos en la Corte Suprema”, dictaminó el juez Ong’undi.

Siguiendo la orden, el superintendente adjunto de policía Peter Maina ha hecho valer el mismo documento ante la Corte Suprema.

Según él, una petición separada presentada por el activista Khelef Khalifa, George Osewe, Ruth Mumbi y Grace Kamau alega que hubo actividades delictivas que socavaron el proceso electoral.

Maina en su respuesta presentada en su nombre por la oficina del Fiscal General Kihara Kariuki afirma que el informe fue entregado a Karua después de las órdenes del 22 de agosto.

Raila y Karua en su petición revisitaron la saga venezolana. Insistieron en su petición ante la Corte Suprema de Justicia que la conducta de Camargo, Gustavo y Sosa no se puede desear.

Los líderes de Azimio argumentaron que el arresto del trío con calcomanías de KIEM era un indicador de cómo IEBC supuestamente estaba manejando casualmente el proceso electoral.

Benson Wesonga presentó documentos judiciales en apoyo de la petición de Raila y Karua. En sus documentos, Wesonga dice que, a pesar de las cuestiones planteadas por los detectives, el presidente del IEBC, Wafula Chebukati, fue el único que los defendió.

“Curiosamente, a pesar de las irregularidades descubiertas por la DCI sobre la manera casual e imprudente en que los tres venezolanos manejaron los materiales electorales estratégicos, el presidente de la comisión defendió unilateralmente a dichos individuos”, dice Wesonga.

Las autoridades habían detenido a los tres mientras investigaban por qué las calcomanías de KIEM que portaban no se declararon de conformidad con la ley.

La policía dijo que quiere establecer por qué materiales electorales tan sensibles no fueron acompañados por un funcionario de IEBC según el procedimiento de rutina.

Además, afirmaron que deberían haber sido notificados de la importación de material relacionado con las elecciones de antemano para “brindar la seguridad y escolta necesarias”.

Al mismo tiempo, los organismos encargados de hacer cumplir la ley declararon que estaban en Kenia como particulares y no como empleados de IEBC.

El jefe de DCI, George Kinoti, declaró en un comunicado de prensa que Gregorio había sido interceptado con Nairobi (3), Kiambu (2), Nakuru (2, Meru (2, Murang’a (1), Bomet (1), Nyeri (1), Tharaka Nithi (1), Nyandarua (1), Kericho y un rollo de pegatinas electorales sin imprimir.

En un comunicado de prensa de dos páginas fechado el 25 de julio, Chebukati dijo que los tres ciudadanos venezolanos arrestados en la JKIA el 21 de julio estaban en el país legalmente y que son empleados de Smartmatic, una empresa contratada por IEBC para ayudar en la implementación de tecnología. afuera.

Dijo que Smartmatic, una empresa con sede en Londres, Reino Unido, ganó por procedimientos la licitación de tecnología de 3.200 millones de Sh3.

“Es importante señalar que las calcomanías son materiales electorales no estratégicos. Las calcomanías se imprimieron en base a los detalles del aviso del boletín publicado el 1 de julio de 2022. La información allí contenida está disponible para el público”, dijo Chebukati al responder a las preocupaciones de la DCI de que los extranjeros estaban en una misión sospechosa.

Las pegatinas contienen información sobre los colegios electorales, centros de votación, distritos electorales y condados, así como códigos de barras únicos, agregó el presidente de IEBC.

La disputa entre DCI e IEBC se apagó a medida que se acercaban las elecciones.

Sin embargo, luego de la disputa por los resultados presidenciales, Raila y Karua revisaron el asunto que vincula a los venezolanos con la manipulación de votos y la piratería del sistema, todo con la intención de inclinar la cuenta final.

Según ellos, el sistema electoral del IEBC se manejó de manera corrupta y se implementó de tal manera que arrojó variables que no se pueden determinar. En su informe, la DCI dice que recuperaron un disco externo de un TB, una computadora portátil, seis discos flash, tres teléfonos móviles, una tableta, una tarjeta SIM y un monitor.

Sus hallazgos fueron que la computadora portátil y el disco externo se encontraron con el diagrama esquemático de la base de datos IEBC, el diagrama de red IEBC, la lista de implementación del kit IEBK KIEM, el nombre de usuario y las contraseñas, las configuraciones de direcciones I locales y la red privada virtual.

Al mismo tiempo, según el informe, se estableció que José Gregorio Camargo Castellano es uno de los administradores del sistema IEBC y está en condiciones de acceder de forma remota a todos los datos de IEBC además de tener capacidad para agregar, eliminar, editar o manipular de cualquier manera. todo el sistema IEBC.

El informe dice además que Smartmatic International Limited Holding BV estaba administrando el sistema y los datos de IEBC.

Los detectives descubrieron que había 19 extranjeros y dos kenianos con derechos administrativos para acceder a los sistemas IEBC.

«Se descubrió que las exhibiciones tenían datos IEBC, sistema electrónico IEBC, por lo que es necesario realizar una auditoría forense urgente del sistema para verificar las vulnerabilidades explotables», recomendó el oficial de la unidad de policía antiterrorista Joseph Kolum.




Semanario El Venezolano. Madrid, del 03 al 16 de agosto de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *