Unos jóvenes empresarios crecen con “Furia” en Venezuela a la sombra del poder

Por Armando.info

Un grupo de jóvenes, amigos de Yoswal y Yosser Gavidia Flores, dos de los hijos de la Primera Dama o ‘Combatiente’, son quienes están detrás de la nueva marca que desde hace poco promueve los deportes extremos y el turismo de aventura. El lanzamiento de Furia Energy, su propia bebida energética traída desde Turquía, ha sido el gancho para conquistar un campo virgen donde incluso alimentan aspiraciones ciertas de influir en la conformación de federaciones deportivas.

A los amigos de Yoswal y Yosser Gavidia Flores, hijos de Cilia Flores, Primera Dama del país y, por lo tanto, hijastros de Nicolás Maduro, los acompaña una buena estrella en los negocios que emprenden.

Mario Enrique Bonilla Vallera fue el primero que lo demostró. Socio y directivo de 25 empresas en cinco países antes de cumplir los 30 años de edad, lideró el proceso de conquista de la avenida Laguna de Tacarigua de Cumbres de Curumo, urbanización de clase media en el sureste de Caracas, emprendido por los hermanos Gavidia Flores para comprar todas las casas de ese callejón, como reveló Armando.info en 2019. Siete de las 14 quintas de esa calle ciega fueron adquiridas por la Constructora M y R, una de las empresas que Bonilla detenta junto a su socio, siempre consecuente, Raúl Eduardo Saavedra Leterni, registrada por ambos cuando apenas tenían 24 años.

Bonilla y Saavedra son viejos amigos de Yoswal Alexander Gavidia Flores, el hijo más pequeño de Cilia Flores; todos de la generación de 1990. Y también de Yosser Daniel Gavidia Flores (1988), su hermano. La de ellos es una amistad tejida desde la infancia en El Paraíso, urbanización tradicional caraqueña en el centro-oeste de la ciudad, donde los Gavidia Flores cultivaron no solo esa sino otras amistades de barrio, que aún perduran… Y prosperan.

Ahora alientan los éxitos de una pasión que los une a otros amigos y que estos acaban de convertir en un negocio: el Furia Team.

Marcados con fuego

La apuesta es ambiciosa desde sus publicaciones en Internet y redes sociales. En Instagram, por ejemplo, presentan el “universo furia” con cinco cuentas para seguir: Furia Team ─”promovemos el deporte y turismo en Venezuela”, destacan en su biografía, mientras listan en sus publicaciones las competencias y deportistas patrocinados por la marca─; Furia Club ─un centro de entrenamiento que en realidad es una extensa pista de tierra para practicar motocross y enduro, construida entre las montañas de los bosques de golf de La Lagunita, en el municipio El Hatillo de la Gran Caracas─; Vida Furia ­─una agencia de viajes que ofrece paquetes turísticos asociados a deportes extremos─; Furia Energy ─la bebida energética que ofrecen a su team de deportistas patrocinados, actualmente de venta en supermercados, panaderías y farmacias─ y Furia Store ─tienda de ropa, accesorios y equipos deportivos de motocross, enduro, ciclismo, skate y surf─.

Aunque esta última fue inaugurada el reciente 7 de julio en Chuao -barrio de clase media en el sureste de Caracas-, con una celebración a todo dar que reunió a influencers, modelos, deportistas, e incluyó regalos para los invitados (gift cards de 30 dólares para comprar en la tienda), y llamaradas de fuego en vivo para estar a tono con el logo y eslogan que los distingue, este proyecto llevaba poco más de año y medio gestándose. La persona jurídica que los respalda, Furia Store, C.A, quedó constituida en noviembre de 2020.

José Vallera, Yorwing Rodríguez, Jean Carlos Rodríguez, Germán Foucault y Francesco Vona fundaron la compañía con un capital de 2.000 millones de bolívares (2.000 dólares para la fecha), y acordaron designar como presidente y vicepresidente a José Vallera y Yorwing Rodríguez, respectivamente. Los demás asumieron cargos de directores. Cada uno obtuvo, en partes iguales, 20% de la compañía.

La pista para practicar motocross, enduro y trial es parte del llamado «Universo Furia», que incluye una agencia de viajes, la tienda de ropa y accesorios, la bebida energética y el patrocinio de atletas para que se sumen al «Furia Team».

Desde ese momento, en los documentos de la compañía quedó la constancia de que estos jóvenes querían invertir en un campo que no les era ajeno. Furia Store se iba a dedicar a la comercialización, importación y exportación de motocicletas ─en particular las de tipo cross, enduro y cuatrimotos o ATV─, así como de sus repuestos y accesorios; ofrecer servicios de mecánica general y ligera para motos Sherco, Yamaha, Suzuki, KTM, Honda, Kawasaki, Beta y otras similares; la compra, venta y consignación de motos nuevas y usadas, establecer plantas para el ensamblaje de motos nacionales e importadas, celebrar contratos comerciales y representaciones de firmas vinculados a la industria de las motos; ejecutar actividades deportivas que fomenten el deporte de motos, y hasta la conformación de federaciones deportivas relacionadas con este ramo, además de la promoción y patrocinio de eventos.

De hecho, varios de los socios practican su afición por el motocross, el enduro y las motos de alta cilindrada, además del paracaidismo. Gustos que comparten con los hijos de Cilia Flores, Yoswal, Yosser y también Walter Jacob, este, el mayor y más reservado de los tres, con bajo perfil público.

Los hijastros de Nicolás Maduro, por ejemplo, aparecen retratados junto a varios amigos tras unas prácticas de paracaidismo en el archipiélago de Los Roques. La imagen, que data de mayo de 2017, fue publicada en ese momento por Human Rights Foundation (HRF), que entonces denunciaba los lujos que aquellos se permitían al participar en un entrenamiento dirigido por atletas patrocinados por Red Bull, al mismo tiempo que miles de venezolanos eran reprimidos en las calles de Caracas y varias ciudades durante las protestas que pusieron en jaque al régimen de Maduro. Dos de sus acompañantes en ese evento eran los hermanos Yorwing y Jean Carlos Rodríguez Arteaga. Actualmente, la empresa que, según HRF, organizó la actividad hace cinco años, Skydive Caribbean, rotula el interior de sus aeronaves con etiquetas del Furia Team.

De izquierda a derecha: Yorwing Rodríguez, Jean Carlos Rodríguez, Yosser Gavidia, Walter Jacob Gavidia (gorra roja) y Yoswal Gavidia, en 2017, en el entrenamiento de paracaidismo en Los Roques. Crédito: Human Rights Foundation.

A finales de 2020 comenzó la promoción de la marca española de motocicletas Sherco en Instagram, con la buena nueva de que pronto llegaría a Venezuela. Así fue. En noviembre de 2021, el grupo de jóvenes abrió una tienda en Santa Paula, también en el este de Caracas, donde además de vender ropa, cascos, accesorios y motos de esa marca especializada en el trial y el enduro, tiene un espacio para hacerles mantenimiento y reparaciones a esos vehículos.

En una entrevista grabada el día de la inauguración, presentaron a Yorwing Rodríguez Arteaga como presidente de la marca Sherco Venezuela. Parte del equipo Furia lo acompañó.

El vínculo entre ambas marcas y el grupo de amigos se evidencia también en una grabación de una de las clínicas deportivas dictadas en Caracas por el piloto danés, Peter Weiss, en noviembre de 2021, en una pista que parece ser la construida por ellos mismos en La Lagunita. En algunas tomas se dejan ver Yosser Gavidia, Raúl Saavedra y Francesco Vona, así como los hermanos Rodríguez Arteaga. Weiss llegó a ser uno de los pilotos de motocross más importantes de Dinamarca y es referencia actual en enduro, una modalidad del motociclismo que se practica en campos, al aire libre.

Como se ve, entrenan juntos, corren juntos y, ahora, hacen negocios juntos.

En los videos de la práctica con el piloto danés se ve la participación de Raúl Saavedra (con lentes, a la izquierda), Francesco Vona (centro) y Yosser Gavidia (franela roja). Imagen tomada de Instagram.

Si bien lo de las motos es una de las pasiones compartidas por el grupo de amigos, los planes para la empresa crecieron más allá de ese ámbito.

Seis meses después de registrar Furia Store, en mayo de 2021, hicieron varios reacomodos en los papeles. Los hermanos Rodríguez Arteaga, Francesco Vona y José Vallera vendieron sus acciones y renunciaron a sus cargos en la junta directiva, con lo que solo quedó Germán Foucault como accionista mayoritario por una proporción abrumadora: 99%. Un nuevo socio entró al equipo: Juan Luis Peraza Gómez, de quien se sabe poco, apenas que trabajó en la Alcaldía de Chacao hasta 2010.

Adicionalmente, ampliaron el capital de la empresa, inyectándole 50 veces más de su valor original, a 100.000 millones de bolívares, pasando así de los 2.000 dólares iniciales a casi 32.000 dólares de capital, según el tipo de cambio paralelo del momento, a finales de mayo de 2021.

Las atribuciones de la compañía también engordaron. A todo lo relacionado con el motociclismo sumaron la comercialización, importación y exportación de cualquier equipo o instrumento deportivo “considerado dentro de los estándares internacionales como de extremos”, se lee en los documentos. Así fue como abrieron el abanico de negocios al ciclismo, a la importación y comercialización de bicicletas, en sus distintas modalidades, y a todo lo relacionado con rafting, rapel, parapente, paracaidismo, salto en bungee, surf, parkour, buceo, kitesurf, skateboarding, kayak, wingsuit, flying y cualquier otro deporte extremo, como bien detallan. También sumaron facultades para realizar eventos deportivos y culturales, imprimir revistas sobre deportes extremos, impartir formación deportiva, ofrecer el servicio de “sports management”, así como comprar y vender bebidas y alimentos para deportistas.

Buscan conquistar con Furia todo el campo virgen de los deportes extremos en Venezuela, algo que ya comenzaron a hacer apalancados en su propia marca de bebidas energéticas con taurina, Furia Energy, y con la progresiva firma de contratos de patrocinio entre Furia Store y talentos deportivos.

Armando.info envió el 9 de agosto una solicitud de información a los representantes de ambas empresas, a varios de sus correos electrónicos. No hubo respuestas.


Lea completo aquí



Semanario El Venezolano. Madrid, del 03 al 16 de agosto de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.