¿Ricardo Fernández Barrueco empresario o criminal disfrazado de empresario?

Por Ichiro Vílchez Melean | Opinión

Con la llegada de inmigrantes europeos a Venezuela donde se radicaron, trabajando muy duro, adaptándose a un país que les abría los brazos y los acogía como hijos, donde algunos venían con sus esposas decidieron tener sus hijos y de esta manera hacer crecer la familia.

Muchos de estos europeos llegaron a amar tanto a Venezuela que algunos la llaman el mejor país del mundo pidiendo incluso a sus hijos que al morir hacerlo en esta hermosa tierra que los ayudo de manera incondicional, sin embargo algunos hijos de estos inmigrantes europeos no sienten el mismo amor por ese gran país llamado Venezuela, uno de esos casos es el de Ricardo Fernández Barrueco quien junto a sus hermanos, Bernardo, Felipe y Gustavo Fernández Barrueco han visto y hablan de Venezuela como UN PAIS DE MIERDA, QUE MIENTRAS EXISTA DINERO ELLOS ESTARAN AHÍ PARA APROVECHARSE Y CONTINUAR CON EL SAQUEO DE LOS BIENES DE LA PATRIA Y DE TODOS LOS VENEZOLANOS.

Ricardo Fernández Barrueco quienes lo conocieron lo recuerdan como un sujeto que parqueaba vehículos en la concesión del estacionamiento del hotel Caracas Hilton manejada por su padre, termino sus estudios de secundaria y posteriormente entro en la UCAB ( Universidad Católica Andrés Bello ) donde se graduó de economista. Este sujeto aprovechando la nobleza del país, aunado a las relaciones que hizo con empresarios e individuos sin escrúpulos y valores  mientras trabajaba parqueando carros lo llevo a hacer negocios dentro del sector alimenticio y perfilarse como uno de los principales aliados de Hugo Rafael Chávez Frías y su gobierno. Para esto jugo un papel importante su hoy día compadre el comisario general de la extinta DISIP,  Hernán Fernández Besembel, hijo de Erasto Fernández, ex director de la extinta DIGEPOL, quien durante el 2do mandato del expresidente Carlos Andrés Pérez llego a dirigir la escolta civil encargada de la protección del presidente Pérez y su familia.

Ricardo Fernández Barrueco contrae nupcias y de esta unión nace una niña a quien le colocan el nombre de Athena, cuyo padrino es Hernán Fernández Besembel, la amistad entre este par de sujetos se consolida y es cuando Ricardo Fernández le pide a su compadre que lo ayude con la seguridad de sus negocios y la de sus socios, es cuando ambos viajan en carro a la población de Turen en el estado Portuguesa, Venezuela en compañía de un ciudadano colombiano, vinculado a un grupo narcotraficante de Colombia, con el cual Ricardo Fernández Barrueco mantenía relaciones pero por su arrogancia y prepotencia estaba teniendo problemas con este grupo colombiano, es durante este viaje donde una discusión se volvió acalorada y teniendo el apoyo de su compadre Hernán Fernández Besembel, este le entrega a Ricardo Fernández un revólver calibre 38 el cual acciona disparando en contra del sujeto colombiano que fungía como portavoz de un cartel de Colombia, enviándole un mensaje a sus socios en el vecino país de Colombia donde era él quien tenía el poder, inmediatamente le toco a Hernán Fernández a través de sus contactos ubicar un médico en Portuguesa donde llevaron al ciudadano colombiano para brindarle los primeros auxilios y estabilizarlo, fue así como le dejaron claro que si volvía por estas tierras no tendría una 2da oportunidad.

Con la llegada de Hugo Chávez al poder, Ricardo Fernández Barrueco ayudo a su compadre Hernán Fernández a salir de Venezuela rumbo a España, donde este se radicaría por un tiempo; luego de la fallida intentona golpista del 04 de Febrero de 1992, liderada por Hugo Rafael Chávez Frías y en la cual asesino a oficiales leales a este, que participaron durante la toma del Palacio de Miraflores en Caracas, donde tenía a su cargo la seguridad de la escolta civil del Presidente Carlos Andrés Pérez.

Hernán Fernández Besembel luego de permanecer en España alrededor de dos a tres años decidió abandonar ese país y viajar con apoyo de su compadre Fernández Barrueco a los EEUU, radicándose en la población de Port Orange muy cerca de Daytona Beach en Florida.

Una vez en la Florida Hernán Fernández conoce a una persona de apellido Castro con quien conversa y debido a que este manejaba unos programas federales del gobierno americano para el sector privado en materia de prevención contra el tráfico de drogas, terrorismo, lavado de dinero y migración ilegal le solicita la ayuda para que asesore a su compadre a quien en ese momento lo vendía como un primo hermano por la coincidencia de los apellidos. Los Fernández Barrueco y sus socios Manuel Pérez Pazos, su abogado y mano derecha en Venezuela José Gregorio Camacho vieron a Castro como una amenaza debido a los contactos que este mantenía con diferentes agencias federales del gobierno americano y que durante su permanencia como asesor de seguridad para las empresas de los Fernández Barrueco en Panamá este pudiese enterarse de los oscuros negocios del grupo con carteles de la droga en Ecuador, Colombia y España, así como actividades de corrupción que tenían que ver con la obtención de combustible a precios preferenciales en las refinerías venezolanas de PDVSA llevadas a cabo junto a empresas atuneras venezolanas con quienes mantiene relaciones mercantiles y su comercialización a precios internacionales en Panamá. Los dineros excedentes de estas actividades del tráfico de corrupción con el combustible venezolano eran utilizados para el financiamiento de todas las campañas electorales de los candidatos de la izquierda en Centroamérica como fue el caso de Balbina Herrera en Panamá, Daniel Ortega en Nicaragua, Mel Zelaya en Honduras y de Andrés Manuel López Obrador en México a quienes vienen financiando desde el año 2008 hasta el presente junto a los socios del grupo MASECA y GRUMA en México.

Toda esta situación genero una incomodidad en los Fernández Barrueco y es cuando junto a otro criminal de nombre Pedro Luis Martin Olivares, hermanastro de un conocido narcotraficante venezolano de nombre Alex Del Nogal, Pedro Luis Martin Olivares quien de ser un delator de narcotraficantes en la extinta División de Tráfico Internacional de Drogas de la extinta CTPJ paso a ser Jefe de la División de Inteligencia Financiera de la extinta DISIP es así como orquestan un atentado en contra de Castro, pero al encontrarse este en los EEUU deciden llevar a cabo su plan criminal, contratando unos sicarios para atentar contra la vida de la esposa de Castro en el sector Carrasquilla de la ciudad de Panamá. El atentado fue llevado a cabo y la esposa de Castro recibió una ráfaga de 15 disparos, de los cuales 08 proyectiles impactaron directamente sobre ella a nivel del tórax, senos, antebrazo derecho y la sien izquierda, cuyo proyectil entro y salió por el parpado izquierdo ocasionando la pérdida de la visión del lado izquierdo. Este atentado fue ordenado sin importarles que la esposa de Castro tenía un bebe de 3 meses, el cual nació prematuro y  cuyo embarazo había sido de muy alto riesgo y ellos lo sabían, esto obligo a Castro a abandonar Panamá junto a su familia y radicarse en los Estados Unidos.

Luego del atentado en contra de Castro y su familia, los Fernández Barrueco junto a su socio José Gregorio Camacho Uzcátegui y a otro oscuro personaje de nombre Frank León Holder vinculado a un abogado del sur de la Florida de nombre Al Cárdenas, estos dos últimos relacionado con el grupo hamponil Los Bolichicos quienes obtuvieron ganancias mil millonarias en contratos con el Chavismo Madurismo. Fue así como este par de sujetos Holder y Cárdenas trataron de convencer y hacerle creer a un empresario argentino de nombre Mattias Garfunkel el cual estaba atravesando por un proceso de divorcio que su dinero lo invertirían haciéndolo crecer a través de inversiones junto a unos empresarios venezolanos de apellidos Fernández Barrueco.

Fue de esta manera como los Fernández Barrueco reciben cerca de unos $ 100 millones de dólares en transferencias bancarias por parte de Mattias Garfunkel a través de los bancos venezolanos Canarias y Bolívar Banco recién comprados a Eligio Cedeño pero nunca pagados a este, fue así como Ricardo Fernández Barrueco, usando a Panamá como puente y con la posibilidad de hacer crecer el dinero recibido por Mattias Garfunkel le hace creer a este que lo convertiría en supuesto socio de la empresa de telefonía móvil celular venezolana Digitel donde Ricardo Fernández Barrueco se estaría asociando con el empresario venezolano Oswaldo Cisneros, fue de esta manera como los Fernández Barrueco y José Gregorio Camacho Uzcátegui utilizaron las entidades bancarias venezolanas Bolívar Banco, Banplus, Canarias y Banco Confederado, donde las dos primeras instituciones en su momento habían pertenecido a un individuo de nombre Eligio Cedeño que usando a María Gabriela Chávez Colmenares, hija de Hugo Chávez se convirtió de Mendigo a Millonario gracias a los jugosos negocios y contratos dentro del Chavismo a través de sus amoríos furtivos con la hija consentida de Hugo Chávez.

Una vez apropiados de casi $ 100 millones de dólares, Ricardo Fernández Barrueco cae en desgracia con Hugo Rafael Chávez Frías y es detenido en la sede del DGSIM, pasa el tiempo y cuando Mattias Garfunkel le exige a Frank Holder y a Ricardo Fernández Barrueco que le devuelva los dineros, pero todo esto fue infructuoso, en virtud que Garfunkel se estaba convirtiendo en un estorbo para los Fernández Barrueco, estos contratan en Argentina los servicios  de un sujeto que manipulo los frenos del vehículo marca Land Rover modelo Defender propiedad de Garfunkel y durante un viaje de este por una zona montañosa al tratar de accionar los frenos, estos no respondieron logrando perder el control del auto y cayendo por una ladera salvando milagrosamente su vida, Garfunkel contrata los servicios de investigadores y estos determinan que los frenos de su vehículo fueron manipulados con la sola intensión de que este perdiera el control de su auto y falleciera haciendo ver la muerte como un accidente de tránsito por imprudencia y exceso de velocidad.

La empresa de seguros dio pérdida total del vehículo, Matthias Garfunkel se logró recuperar del accidente y mediante unos contactos en el alto gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández obligaron a Ricardo Fernández Barrueco a devolver los dineros robados y evitarse un escándalo mayor que involucraría al régimen de Nicolás Maduro y a la Casa Rosada de Argentina.



Semanario El Venezolano. Madrid, del 03 al 16 de agosto de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.