La «reputación inteligente» pero engañosa con la que empresarios y figuras que han tenido problemas con la justicia en Venezuela y otros países intentan borrar su pasado en Internet

Por Sam Souto

Empresas dedicadas a la “limpieza de reputación en línea” defraudan a sus clientes, a quienes ofrecen desaparecer sus nombres de Internet y especialmente de los motores de búsqueda. En la mayoría de los casos, los clientes son individuos que han tenido problemas con la justicia en diferentes países o que han incurrido en algún tipo de falta legal.

Pero muchas de esas ofertas terminan siendo fraudulentas, pues en ocasiones las empresas incurren en prácticas ilegales para tratar de lograr total o parcialmente su Propósito. Algunas de esas prácticas consisten en publicar contenidos que no se corresponden con la realidad, que intentan confundir, o en las que los clientes de esas empresas de limpieza de reputación son vinculados con actividades deportivas o de otra naturaleza, que realmente no realizan.

Otra de las prácticas es el reclamo de supuestos derechos de autor o copyright ante empresas proveedoras de alojamiento web, sobre contenidos que en realidad no pertenecen a los reclamantes. En los reclamos, representantes de las empresas de limpieza de reputación se hacen pasar por otras personas y aseguran ser directores, editores o representantes legales de sitios web que tampoco les pertenecen, engañando a los proveedores de alojamiento web.

Una simple verificación permite determinar que las identidades suministradas en los reclamos no se corresponden con las de ningún representante de los sitios que los reclamantes afirman representar.

Empresarios, políticos y otras figuras venezolanas o que han desarrollado actividades en Venezuela, son algunos de quienes acuden a este tipo de servicios, ofrecidos por empresas como Smart Reputation (que traducido del inglés significaría Reputación Inteligente), compañía dirigida por el venezolano Hernán Porras Molina, directivo también de la web Entorno Inteligente. Smart Reputation cuenta para sus fines tanto con Entorno Inteligente como con una red integrada por varias decenas de agregadores de contenido de Internet, en donde retratan a sus clientes como personas que realizan actividades ajenas a las que en realidad desempeñan.

Gabriel Abusada James, el peruano que estafó en Venezuela, huyó y ahora le miente a proveedores de alojamiento web para tratar de tapar sus delitos



Semanario El Venezolano. Madrid, del 03 al 16 de agosto de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.