Actriz Daniela Navarro, recordada por su pasada relación con el exlíder penitenciario Ugueth Urbina, avergüenza a sus compatriotas venezolanos en el reality de Telemundo «La Casa de Los Famosos»

Por Estrella Ferretti

La edición de 2022 del reality show «La Casa de Los Famosos», transmitido a través de Telemundo, ha tenido a muchos televidentes indignados por el comportamiento de ciertos concursantes.

Telemundo es una cadena de televisión que cuenta con millones de telespectadores en los Estados Unidos y en países de habla hispana. El reality tiene como locación los estudios de grabación de Telemundo en México.

La exmiss y actriz venezolana Alicia Machado fue la ganadora de la primera temporada del reality show, transmitida en 2021. Y en esta segunda temporada participa otra actriz venezolana. Se trata de Daniella Navarro Santodomingo, su nombre de pila, conocida en el mundo artístico hispanoamericano como Daniela Navarro.

Navarro se ha hecho notar por los duros comentarios que realiza sobre otros concursantes. Pero muchos hispanos en la costa oeste de los Estados Unidos, en México y en otros países latinoamericanos conocen muy poco de la actriz.

Daniela Navarro comenzó desde adolescente en el mundo de la actuación, tomando papeles secundarios, como actriz de reparto, consiguiendo notoriedad en ocasiones gracias a sus atributos físicos, en telenovelas rodadas dentro y fuera de Venezuela.

Pero Navarro también ha sido modelo, haciendo desnudos en Venezuela para Urbe Bikini, una revista bimensual de entretenimiento para adultos. La actriz, quien mucho antes había participado en telenovelas juveniles, fue portada de la edición de mayo de 2010 de la revista, mostrando allí una desconocida faceta de vedet, que llamó la atención de quien es solo la conocían por su participación en producciones televisivas.

Daniela Navarro (1)20806226002
Daniela Navarro (1)10806226001
Daniela Navarro (2)30806226003
Daniela Navarro (3)40806226004
Daniela Navarro (1)20806226002 Daniela Navarro (1)10806226001 Daniela Navarro (2)30806226003 Daniela Navarro (3)40806226004

La actriz tuvo una relación amorosa, de cuatro años de noviazgo, con el actor venezolano Carlos Arreaza, con quien se casó en Miami en 2011. Pero a la pareja Arreaza-Navarro la felicidad le duró poco. Se separaron escasos meses después, antes de cumplir su primer aniversario de matrimonio y en 2014 ya estaban oficialmente divorciados. Arreaza es apodado «Piraña», en referencia al personaje con el que se dio a conocer en Venezuela en el año 1989, en la telenovela Paraíso, en la que interpretó a un antisocial. La propia actriz reconoció que la ruptura se dio luego que ella le fuera infiel a él.

Infidelidad reconocida

Daniela Navarro y Carlos Arreaza

Estas fueron algunas de las frases de la actriz en 2021, sobre su antiguo marido Carlos Arreaza, ofrecidas al podcast «Cómo vivir en pareja y no morir en el intento»:

«Carlos y yo nos casamos sin amor, fueron patadas de ahogados. Mi deseo de pasar por el altar lo llevó a él a pedirme matrimonio. Él intentó mucho salvar nuestro matrimonio, pero ya yo estaba alborotada por ahí y Carlos lo sabe porque yo siempre he sido una mujer abierta»

«Creo que las cosas se pueden salvar cuando no existen faltas de respeto, pero yo ya le había faltado y por eso decidí separarme”

“Carlitos sacó lo peor de mí porque yo quería que él me dejara… considero que una vez que la mujer se acuesta con otro que no es su marido, ya no existe vuelta atrás”.

«Carlos no quiero hablar mal de tí, pero sin querer me hizo mucho daño psicológicamente, y es que él siempre estuvo muy obsesionado con el físico. Mientras otros admiraban mi cuerpo Arreaza siempre destacaba algún detalle en mi figura y por eso mi autoestima estaba por el piso”.

 

Posterior a su divorcio del actor Carlos Arreaza, la actriz tuvo una hija en el año 2017, fruto de su relación con el beisbolista venezolano Ugueth Urbina, quien había sido lanzador de relevo en las Grandes Ligas de Béisbol, donde fue jugador de equipos como Filis de Filadelfia (2005), Tigres de Detroit (2004-2005), Marlins de Florida (2003), Rangers de Texas (2003), Medias Rojas de Boston (2001-2002) y Expos de Montreal (1995-2001). Ya cuando Urbina y Navarro iniciaron su relación, el deportista había hecho su paso por el beisbol venezolano y había tenido una década de transitar por equipos de las Grandes Ligas, cosechando éxitos como el que tuvo en 2003 al titularse Campeón de la Serie Mundial con los Marlins de Florida.

La mujer del ex «pran»

Daniela Navarro y Ugueth Urbina

Antes de celebrar su compromiso con Daniela Navarro en 2015, Urbina se había visto envuelto en varios incidentes violentos. En 2004 fue detenido en Caracas por disparar un arma de fuego en un lugar público.

Daniela Navarro y Ugueth Urbina

El relevista fue dejado en libertad sin imputarle cargos, entonces por una jueza, ante quien el pitcher afirmó que «disparó su pistola contra un sujeto que a bordo de una motocicleta lo perseguía para robarlo».

Ugueth Urbina había sido arrestado por oficiales de la Policía de Chacao, municipio de la zona Este de Caracas, por disparar en la vía pública un arma de fuego, en cuatro o cinco ocasiones, en aparente estado de ebriedad.

El beisbolista acababa de firmar un contrato por $12 millones con los Marlins de Florida, cuando fue arrestado a bordo de una camioneta que manejaba su apoderado, César Díaz. A Urbina le fue incautada una pistola Beretta Cougar, calibre nueve milímetros.

En septiembre de 2004, la madre de Urbina, Maura Villarreal, de 54 años, fue secuestrada y retenida por un rescate de $6 millones en el suroeste de Venezuela. La familia de Urbina se negó a pagar el rescate y una unidad antisecuestros la rescató en una operación al estilo militar el 18 de febrero de 2005.

El mismo año 2005, en el mes de octubre, Urbina protagonizó otro incidente violento. En esta ocasión en su finca “Criaderos del Alto”, en los Valles del Tuy, a 50 kilómetros de Caracas, a donde una noche llegó acompañado por 5 hombres para someter y torturar a siete jóvenes empleados, quienes previamente habían realizado una fiesta en su piscina sin su consentimiento. “Nos golpeó de manera enferma y animal, amenazando con matar a nuestra familias si lo denunciábamos”, dijo un empleado sobre Urbina. “Tú vas a ser el primer muerto”, le habría dicho a otro de los empleados mientras lo trasladaba hacia otra propiedad, amenazándole con prenderle fuego y darle un tiro. Tres de las víctimas fueron prendidas en fuego en la finca. Primero, los rociaron con thinner, luego con gasolina y, finalmente, con benzol. Se salvaron de milagro, gracias a que arrojaron rápidamente a la misma piscina dónde horas antes habían realizado la fiesta. Dos de los trabajadores permanecieron hospitalizados. Días después, uno de ellos recordó que Urbina fue quien lo «bañó» con gasolina para después encender un fósforo.

La razón de la ira del beisbolista fue, al parecer, que supo que varias pertenencias de valor que tenía en la propiedad habían desaparecido durante la fiesta. Entre esos objetos estaba una pistola.

Desde 2005 el beisbolista permanecía detenido por aquel hecho y en 2007 fue condenado a 14 años y 4 meses de prisión, por los delitos de homicidio calificado en grado de frustración y agavillamiento, por herir y quemar a los siete empleados de la finca. Un tribunal ordenó la reclusión del deportista en la Penitenciaría General de Venezuela (PGV) ubicada en San Juan de los Morros, estado Guárico.

El exlanzador Ugueth Urbina, a la derecha, es esposado y escoltado por un oficial de policía en una estación de policía en Caracas, Venezuela, el miércoles 9 de noviembre de 2005. Urbina fue arrestado y luego acusado de intento de asesinato. (Foto APSTR)

Pero Urbina no cumplió la condena completa y en diciembre de 2012 le concedieron libertad, alegando su supuesta buena conducta.

En la cárcel el beisbolista se había convertido en uno de los «pranes» (líderes de los reclusos). Urbina servía de puente entre el Gobierno venezolano y la población reclusa, cuando los presos protestaban en reclamo de alguna exigencia. Su rol en la prisión le permitió al deportista hacerse de amistades en el mundo de las bandas criminales venezolanas, pero también en el Gobierno de Maduro, al relacionarse amistosamente con la entonces ministra chavista de prisiones, Iris Varela.

Ugueth Urbina

Mucho antes, Urbina había simpatizado con el opositor partido Acción Democrática, donde cosechó amistad con figuras como el exalcalde caraqueño Antonio Ledezma, hoy en el exilio.

En 2015, en varios tuits, Ugueth Urbina señaló que no le tenía miedo a amenazas, específicamente refiriéndose al entonces presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y número dos del chavismo, Diosdado Cabello.

Urbina dijo que el en aquel momento ministro para la juventud y el deporte, Antonio «El Potro» Álvarez, quien también había jugado en las Grandes Ligas, se habría comunicado con él para solicitar de parte de Cabello que no escribiera más por la red social Twitter, presuntamente por los mensajes que anteriormente había publicado el expelotero, en apoyo a Antonio Ledezma y su detención en Caracas.

Pero volviendo al tema de la actriz Daniela Navarro, pocos en México conocen su pasada relación con el ex «pran» venezolano y que del nombre del mismo se derivaría el nombre de la pequeña, fruto del romance entre ambos. Algunos que no conocen la historia, piensan que el nombre provino nada más que de una inspiración que tuvo la actriz.

Impedido de viajar a los Estados Unidos tras serle revocada la visa por sus antecedentes penales, es Navarro quien debe visitar al beisbolista en Venezuela para que éste pueda ver a la pequeña.

En el reality show «La Casa de Los Famosos», Navarro ha tenido un triángulo amoroso con el actor mexicano Eduardo Rodríguez, quien tuvo un pasado con la actriz mexicana y también concursante, Ivonne Montero.

La actriz venezolana, irónicamente, despotrica de sus compañeros de concurso, donde cuenta poco sobre su pasado. Para algunos de sus compatriotas, sin embargo, tal actitud supone una mala imagen para el gentilicio venezolano.




Semanario El Venezolano. Madrid, del 03 al 16 de agosto de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *