Exconcejal venezolano Gustavo Carmona es blanco de denuncias de acoso sexual a mujeres en el Hotel Shelborne South Beach de Miami Beach

En la imagen, Gustavo Carmona

Por Karem Galvez

Gustavo Carmona fue concejal de la ciudad de Naguanagua, estado Carabobo, en Venezuela, militando en el partido opositor Voluntad Popular y previamente en el movimiento Cuentas Claras.

Pertenece al equipo que ha respaldado al denominado «Gobierno interino» de Juan Guaidó.

Carmona llegó a Estados Unidos, cruzando la frontera con México, para solicitar un asilo político, pero desde su llegada a suelo estadounidense dio señales de tener un comportamiento propio de un acosador sexual hacia diferentes mujeres.

El exconcejal dejó a su esposa e hijos en Venezuela Y ahora intentaría qué ellos lleguen a Estados Unidos de la misma forma que él.

Carmona trabaja como valet parking en el Shelborne South Beach en Miami Beach, lugar donde se han registrado varios de los incidentes de acoso sexual.

Testigos afirman conocer que usualmente toma de la mano a algunas jóvenes y le coloca uno de sus dedos entre los dedos de ellas, pidiéndole imaginarse que se trata de su lengua entre las piernas de ellas.

Algunas de las jóvenes con las que Carmona ha tenido ese tipo de insinuaciones evalúan la posibilidad de formular una denuncia en la policía, pero temen hacerlo por tener en Estados Unidos una condición migratoria legalmente no estable.

Según un testigo, el exconcejal venezolano se jacta en decir que nadie actuará contra él por pertenecer al equipo de Juan Guaidó.

No obstante, una persona consultada ha dicho estar coordinando una denuncia colectiva por parte de varias de las jóvenes acosadas.

Luego de algunas quejas, Carmona fue suspendido temporalmente de sus labores, pero poco después la suspensión fue levantada y el exconcejal volvió nuevamente con sus prácticas de acoso sexual contra varias mujeres.

Un testigo dijo suponer que Carmona pudiera estar recibiendo protección por parte de ejecutivos de la compañía para la cual labora.

Financista de actividades violentas en Venezuela

El para entonces presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, informó en 2015 que gracias a las actuaciones de los cuerpos de seguridad venezolanos fue detenida una persona que pretendía ejecutar un plan violento contra el presidente Nicolás Maduro, que se efectuaría durante una actividad en la que participaría el mandatario en Valencia, estado Carabobo.

Cabello comentó que «gracias a un patriota cooperante los cuerpos de seguridad e inteligencia detectaron en la ciudad de Valencia a una persona vinculada con grupos radicales de la ultraderecha», que pretendía llevar a cabo dicho plan.

Indicó que el detenido respondía al nombre de Álvaro Jesús Carmona Rodríguez, dirigente del Movimiento Generación Siete y de Cuentas Claras en Naguanagua.

Carmona registra en archivos policiales participación activa en protestas y es sobrino del exconcejal de Naguanagua, Gustavo Carmona, quien financió las guarimbas -acciones violentas con restricción de vías públicas- en Valencia, como parte de un plan de desestabilización y violencia liderado por opositores en Venezuela, conocido como «La Salida». El detenido también está vinculado con acciones irregulares en universidades.

El parlamentario comentó que en el teléfono de Álvaro Carmona se encontraron imágenes del escenario donde se realizaría la actividad presidencial, y que en el vehículo blindado propiedad del detenido se encontraron una caja sonora y panfletos contra el Gobierno Bolivariano.

En 2014 el en ese entonces gobernador del estado Carabobo, Francisco Ameliach, denunció que miembros locales de los partidos de derecha Primero Justicia y Cuentas Claras estaban vinculados a planes violentos que promovían sectores opositores en Venezuela.

Francisco Ameliach presentó un audio de una presunta conversación entre Jordán Marín (Cuentas Claras) y Luis Palacios, ambos estudiantes de la Universidad de Carabobo y aliados del ex secretario general de esa casa de estudios, Pablo Aure.

Ameliach detalló que estos muchachos formaban parte de un grupo entrenado en Cúcuta, Colombia, denunciado por el entonces ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, para atentar contra la democracia de Venezuela.

«Los jóvenes, están bajo las órdenes del profesor Pablo Aure, además en la grabación se puede escuchar como Jordán Marín, dice que se va a reunir con Juan Requesens y Gaby Arellano, quien aseguran está muy preocupada porque no han podido activar las acciones de violencia», indicó.

Ameliach alertó que en esa conversación «Marín dice que estaba en San Diego, nombran a varias personas que están relacionadas. Cuando hablan de Gustavo, hablan del concejal de Naguanagua, Gustavo Carmona. En San Diego se planifica todo, la acción mediática, la campaña de guerra psicológica y el concejo municipal de Naguanagua es el centro de operaciones de los violentos».

«Son los que activan los hechos de violencia, Gustavo Mercado, es el presidente del concejo municipal de Naguanagua, ellos están conscientes. En la grabación hablan de Gustavo Carmona (Cuentas Claras), Daniel Coronel (Cuentas Claras) y cuando mencionan al morocho en la grabación, es el hermano de Coronel, quien está bien comprometido con hechos violentos» dijo Ameliach.




Semanario El Venezolano. Madrid, del 03 al 16 de agosto de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *