Julius Baer admitió en los Estados Unidos que blanqueó fondos de trama de sobornos en la FIFA

Los fiscales estadounidenses finalizaron un acuerdo de enjuiciamiento diferido con Julius Baer por el lavado de dinero de sobornos de la FIFA, dijo el Departamento de Justicia en un comunicado. El banco, que había señalado el acuerdo el año pasado, dio la bienvenida a la resolución en una declaración separada.

Según un reporte de Katharina Bart para Finews, si bien el acuerdo en sí no es nuevo , los términos específicos son: Julius Baer admitió haber lavado $ 36 millones en sobornos. «Bank Julius Baer y sus empleados facilitaron sobornos y su departamento de cumplimiento hizo la vista gorda ante las flagrantes banderas rojas de lavado de dinero», dijeron funcionarios de justicia.

Por la corrupción del fútbol, ​​Julius Baer pagará más de $ 43 millones en multas y perderá los $ 36 millones que lavó, dijo el Departamento de Justicia. Julius Baer ha contabilizado esto contra sus resultados financieros de 2020.

La FIFA representa una pieza más en el rompecabezas de los intentos del administrador de patrimonio suizo por recuperarse de una serie de escándalos, el más dañino de los cuales ha sido su participación en la corrupción venezolana . La investigación sobre fútbol, ​​que se remonta al menos a 2015, dependió de Jorge Luis Arzuaga , un exbanquero privado de Julius Baer.

Había sido un eje en el plan para blanquear el dinero del soborno pagado a los funcionarios del fútbol a cambio de los derechos de transmisión de partidos de fútbol. Arzuaga, quien trabajó para Julius Baer en Montevideo y Zurich, se declaró culpable en 2017 y fue sentenciado a tres años de libertad condicional el año pasado.

El acuerdo pinta una imagen condenatoria de las prácticas de cumplimiento de Julius Baer hasta 2015: el banco sabía que los clientes de Arzuaga estaban en alto riesgo de corrupción, pero un ejecutivo anónimo, sin embargo, «ordenó que se acelerara la apertura de estas cuentas con la esperanza de que estos clientes fuesen negocio lucrativo », dijo el Departamento de Justicia.

El Departamento de Justicia dijo que Julius Baer, ​​al menos al principio, había engañado a los funcionarios y obstaculizado su investigación, «y no presentó todas las pruebas relacionadas con la participación de la alta dirección». No está claro quiénes son el ejecutivo o los altos directivos involucrados.

El caso se hace eco del lenguaje utilizado por el regulador suizo cuando censuró a tres ex ejecutivos de Julius Baer, ​​incluido el ex director ejecutivo Boris Collardi, por PDVSA de Venezuela. Collardi es ahora socio de Pictet, donde codirige la división de gestión de patrimonio del banco de Ginebra.

Aunque el dolor financiero está detrás de esto, es probable que muchos en Julius Baer miren hacia atrás y digan que pagar la multa fue la parte fácil. Por lo general, en un enjuiciamiento diferido, el banco tendrá que nombrar un supervisor, generalmente un bufete de abogados, y se le dará acceso completo al banco, sus procesos, clientes y administración. Básicamente, seguirá todas las actividades del banco.

El costo de esto generalmente es asumido por el banco y es probable que se demoren los próximos tres años en solicitar cambios severos y dolorosos en el enfoque completo de Julius Baer para sus clientes, negocios, administración, gobierno y procesos. Al final, es probable que el fiscal federal tenga que aprobar el informe final del monitor y luego decidir si continuar con el enjuiciamiento, exigir cambios adicionales o liberarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *