Productor discográfico estadounidense Sergio George se une con Gil Shavit, empresario sentenciado por blanquear sobornos de Odebrecht, para crear en Perú la disquera Chim Pum Music

El productor discográfico y pianista estadounidense Sergio George es motivo de atención en los medios de comunicación de Perú, por el lanzamiento de la disquera Chim Pum Music, que trabajará en alianza con Gil Shavit, controversial empresario y dueño de Monumental Music, uno de los emprendimientos que posee en la Zona Monumental del Callao, casco histórico del distrito del Callao, Provincia Constitucional del Callao, en Perú.

Sergio George

 

«En el Perú hay gente muy talentosa (…). Me he quedado impresionado con el proyecto que maneja Gil Shavit, porque viene ayudando a los que más necesitan. Entonces, eso es un plus para aportar mi grano de arena y unir esfuerzos”, dijo George.

Por su parte, Shavit resaltó la llegada del productor musical y su gran disposición para emprender este reto en beneficio del arte. Detalló que fue él quien invitó a George para participar en su visión de exportar talento peruano.

Sergio George posa con el premio al mejor álbum de salsa por «Sergio George Presents Salsa Giants» junto con (De izquierda a derecha): José Canario, Oscar DeLeon, George, Tito Nieves, Luis Enrique y Willy Chirino, tras bambalinas durante la 14.ª entrega de los Premios Grammy Latinos en Las Vegas, Nevada, 21 de noviembre de 2013.

Gil Shavit es un empresario de origen judío, cuyo nombre saltó a las primeras planas en 2017, tras el destape de corrupción en la gestión del exgobernador regional del Callao, Félix Moreno, hoy preso.

Gil Shavit

Shavit, sindicado como el brazo derecho de Moreno, fue señalado de haber participado en el negociado para la adjudicación del proyecto vial Costa Verde Callao, en favor de la empresa brasileña Odebrecht.

Según el medio Perú21, en abril de 2017, a Shavit se le detuvo en el aeropuerto Jorge Chávez cuando llegaba procedente de Cuba. Horas después, tras argumentar que recibía amenazas, el empresario inició un trámite para volverse colaborador eficaz. Con la información que brindó se pudo conocer a fondo cómo operaba la mafia de Félix Moreno.

Según lo publicado por el diario Gestión, Gil Shavit fue condenado como autor de los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos y se le impusieron cuatro años de prisión bajo la modalidad de suspendida por dos años. Igualmente, se le ordenó el pago de US$ 1,250,000.00 en favor del Estado.

Medios peruanos han contactado a Sergio George para preguntarle si estaba enterado de la situación penal de Shavit con la justicia peruana. El productor estadounidense confirmó que sí estaba al tanto y añadió: “eso no perjudica mi imagen y no entro en conversaciones legales”, según Salserísimo Perú.

 

En 2017 se emitió una orden de arresto contra Shavit después de que ignoró una citación policial para ser interrogado.

Los fiscales estatales dijron que Shavit tiene vínculos profundos con el expresidente Alejandro Toledo, quien había huido de Perú en febrero de 2017 luego de ser acusado de aceptar sobornos por valor de millones de dólares de la empresa Odebrecht.

El diario La República informó que Shavit desempeñó un papel central en la obtención de una licitación para construir una carretera transoceánica entre Perú y Brasil en nombre de Odebrecht.

Toledo fue acusado de aceptar $20 millones en sobornos de Odebrecht para avanzar en el acuerdo de la carretera, y Shavit habría recibido $4 millones por su papel en el esquema, dijo La República.

Toledo, quien las autoridades peruanas creían que había huido a Estados Unidos, negó todos los cargos en su contra y afirmó haber sido víctima de una campaña de desprestigio. En febrero, se pensó que Toledo, cuya esposa tiene ciudadanía israelí, intentaba huir al estado judío a bordo de un vuelo San Francisco-Tel Aviv, pero el Ministerio de Relaciones Exteriores israelí dejó en claro que no era bienvenido en Israel.

Alejandro Toledo y su esposa Eliane Karp

Según el Canal 10 de Israel, Shavit también tiene vínculos con otro empresario israelí, Yossi Maiman, cuya firma de bienes raíces Ecoteva Consulting, con sede en Perú, fue acusada de lavar el dinero de los sobornos de Toledo a compañías ficticias extraterritoriales en América Central.

Maiman compareció ante un tribunal peruano en 2016 para testificar sobre el asunto, pero nunca fue acusado en relación con el caso

Odebrecht, una de las empresas de construcción más grandes de la región, estuvo en el centro de un esquema para sobornar al gigante petrolero estatal brasileño Petrobras a cambio de contratos inflados.

Odebrecht también sobornó sistemáticamente a políticos latinoamericanos, e incluso dirigió un departamento para realizar un seguimiento de los sobornos.

El gigante de la construcción admitió haber pagado 788 millones de dólares en sobornos en 12 países y acordó con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, pagar una multa de 3500 millones de dólares, un récord mundial en casos de corrupción en el extranjero. Odebrecht ha realizado importantes obras de infraestructura en todo el mundo.




Semanario El Venezolano. Madrid, del 03 al 16 de agosto de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *