Café Botalón con aroma en Venezuela a negocio favorecido

Por Marcos David Valverde
armando.info

Justo en 1999, año de la inauguración de la presidencia de Hugo Chávez, Venezuela alcanzó su récord histórico de producción cafetalera: 95.000 toneladas. Algo más de una década después, el rubro había desaparecido de los mercados y marcas tradicionales dejaron de existir, por quiebra o por estatización, que vino a ser lo mismo. Ahora una cierta reactivación del sector genera exportaciones que, antes que las de petróleo, sortean las sanciones de Estados Unidos, pero solo beneficia a emprendimientos como Grupo Botalón, una iniciativa privada con aroma a negocio favorecido.

Con delantal, gorra, guantes y tapabocas negros, a Kleiver se le podía ver a través de las cámaras de Venezolana de Televisión moviéndose con gestos nerviosos. Era la emisión del 21 de julio de 2021 de Miércoles productivos, el programa vespertino que Nicolás Maduro conduce cada semana desde el principal canal del Estado para alardear de los logros económicos, reales o solo percibidos, de su régimen.

En la ocasión se conmemoraba el 25 aniversario de la fundación del Banco de Comercio Exterior (Bancoex). El presidente actual de la institución, Guillermo Gabriel Lara Toro, se esmeraba en exponer ejemplos del impulso que el banco estaría dando a las exportaciones del sector privado. Y allí fue cuando Kleiver entró a escena.

“Aquí tenemos el representante más grande de los cafetaleros de Venezuela, Café Botalón”, introdujo Lara Toro antes de presentar, sin apellidos y simplemente como un representante de la marca, a Kleiver, quien de seguidas asintió: “Conformamos la empresa más grande del café aquí en Venezuela. Trabajamos con todos los productores, desde Caripe hasta Boconó”.

El programa terminó semejando la presentación en sociedad de un emprendimiento que, en poco tiempo, ha acaparado buena parte de la producción cafetera en el país y que también se adueña de las exportaciones, aunque bajo otra denominación.

En más de una ocasión, Maduro ha alabado públicamente los productos de Grupo Botalón. Crédito: Ministerio de Economía y Finanzas

El café fue un rubro que llegó a faltar en los anaqueles de mercados venezolanos durante los peores tramos de la crisis económica de inicios del gobierno de Maduro. La producción nacional había desaparecido y se favorecieron las importaciones de países aliados al régimen de Caracas, como Nicaragua. Pero no siempre fue así. Durante el s. XIX y buena parte del XX, el café había sido un producto de exportación, con volúmenes importantes y prestigio reconocido.

El giro hacia el pragmatismo que en materia económica ha dado Maduro, una rectificación que beneficia a una claque de empresarios amigos y aliados, parece retomar esos antecedentes.

De ese modo, en 2018, en el apogeo de las sanciones impuestas a Caracas desde Washington por la administración de Donald Trump, Venezuela no solo volvía a exportar café, sino que la mayoría de esos despachos, 98,1%, se destinaban a Estados Unidos, según datos del Observatorio de Complejidad Económica (OEC, por sus siglas en inglés). Eso sí, las cifras aún eran modestas: los ingresos fueron de apenas 5,53 millones de dólares.

Un despachador recurrente de café desde Venezuela en ese período fue Procafé Lara, C.A. Su destinatario invariable: Procoffee LLC. El director de esta última, constituida en enero de 2018 en Doral, Florida -la ciudad-suburbio en el oeste de Miami donde abundan inmigrantes venezolanos-, es Antonio José Villegas Rivas. Más de un año después, en noviembre de 2019 y con los mismos directivos, se constituyó una réplica panameña, Procoffee Corp, a fin de circunvalar las sanciones internacionales.

De hecho, Antonio José Villegas Rivas y su padre, Ramón Antonio Villegas, han conformado desde los estados Lara y Portuguesa, en el centrooccidente venezolano, lo que fuentes del sector agropecuario no dudan en calificar como un “emporio” cafetero. Agropecuaria Botalón 85, Ganadería Cacho e Venao (sic), Procafé Lara, C.A. y Alimentos Botalón, C.A son las piezas del holding. El grupo ha multiplicado su presencia en los anaqueles venezolanos con tres marcas de café: San Salvador, Arauca y Flor de Arauca.

En 2018, el esquema para la exportación era sencillo para los Villegas: de Puerto Cabello, Carabobo, directamente a Port Everglades, Florida. Entre el primero de marzo y el 13 de septiembre de 2018, Procafé envió a Procoffee LLC al menos 4.000 toneladas de café verde.

En su sitio web, la Organización Internacional del Café (fundada en 1963 con el apoyo de la Organización de Naciones Unidas y con sede en Londres, Inglaterra) detalla la cifra de exportación, desglosada en sacos de 60 kilogramos. De acuerdo con este organismo, en 2018 Venezuela exportó 72.000 sacos de 60 kilos: 4.320 toneladas. Considerando estos datos y comparándolos con los de Panjiva, una base de datos aduaneros internacionales, y con los de Import Genius, proveedor de datos de importaciones y exportaciones, quiere decir que Grupo Botalón por sí solo representó alrededor de 92,59 % de las exportaciones de café venezolano a Estados Unidos en aquel año.

Luego, en 2019, Procoffee Corp se convirtió en una escala propiciatoria y necesaria de las exportaciones de café de los Villegas a Estados Unidos. En total se enviaron desde los puertos istmeños 3.000 toneladas de café que provenían de Puerto Cabello.

Ese año, de acuerdo nuevamente con cifras de la Organización Internacional del Café, Venezuela exportó 3.180 toneladas, de las cuales, según los datos de fuente abierta obtenidos en Panjiva y en Import Genius, Grupo Botalón exportó 3.000 toneladas, lo que quiere decir que exportó 94% del café enviado de Venezuela. En ese porcentaje también coinciden los números del Observatorio de Complejidad Económica, que detallan el envío de 94,65% de las exportaciones venezolanas de café a Estados Unidos, con ingresos por 3,23 millones de dólares.

Una fuente del sector industrial cafetalero, cuyo nombre se omite a petición, explica que, al menos desde 2013, Venezuela no declara sus cifras de producción, importación y exportación a la Organización Internacional del Café. ¿Esto vuelve endebles sus datos? Al respecto, responde: “No. Aunque las fuentes principales son los gobiernos, en casos de países en crisis o con dictaduras, hay fuentes claves e informantes dentro de los gobiernos. Los métodos de obtención de datos dejan un margen mínimo de error”.

PANAMÁ Y FLORIDA by ArmandoInfo

 

La pandemia por la Covid-19, decretada a comienzos de 2020, detuvo las exportaciones de café verde hacia Estados Unidos por parte de Grupo Botalón. En octubre de 2021 se reanudaron los envíos y Procafé Lara exportó 1.300 toneladas de café verde con escala en Panamá. Durante los primeros cinco meses de 2022, la empresa ha llevado 3.300 toneladas de café verde a Estados Unidos. La novedad es que este año ha utilizado puertos alternativos a los de Panamá, como los de Bahamas y República Dominicana.

El uso de las rutas como Panamá, Bahamas y República Dominicana es atribuido por el presidente de Grupo Botalón, Villegas Rivas, en entrevista con Armando.info por Whatsapp, a los itinerarios de las empresas navieras. “Solo sacamos café desde Puerto Cabello, Venezuela. El tránsito es de las navieras. No tenemos que ver con sanciones porque no somos empresa del Estado. Todo nuestro proceso es legal”, sostiene.

Desde 2019, la Organización Internacional del Café no registra exportaciones. En agosto de 2021, la prensa oficialista venezolana reproducía una cifra de exportación de café que precisó Wilmar Castro Soteldo: 35.000 toneladas desde 2017 hasta entonces, principalmente hacia “Alemania, Bélgica, Chile, Cuba, Escocia, España, Italia, Líbano, México, Siria, Turquía y Estados Unidos”.

Según los datos cotejados por Armando.info, han sido al menos 11.000 toneladas que Grupo Botalón ha puesto en suelo estadounidense en cuatro años. Entonces, de esas 35.000 toneladas que exportó Venezuela, según los datos del ministro, Botalón ha tenido a su cargo 31,42% del total, una porción importante, aún si proyectada, y solo considerando a Estados Unidos como destino.

Al consultarle sobre estas 11.000 toneladas de café, Villegas es enfático: “Sí, confirmada esa cifra”. Respecto del porqué de la persistente exportación de café verde a Estados Unidos, refiere: “Estados Unidos es el mayor consumidor del café del mundo, y aún antes de que Grupo Botalón comenzara a exportar, ha sido el comprador del café venezolano por tradición”.

Enchufe y al grano

Hasta aquí, las cifras parecen contar la historia de unos emprendedores que se habrían sobrepuesto a las dificultades del catastrófico entorno venezolano hasta reanudar, casi de manera exclusiva, las exportaciones de café.

Es una narrativa que Villegas ratifica: Este negocio viene desde hace más de tres generaciones. A los 13 años me encargué del sembradío de café de mis padres en el caserío Las Quebraditas, estado Lara. Antes solo nos dedicábamos al café verde y a la comercialización y vendíamos a intermediarios. A partir de enero de 2018 salimos con nuestra marca café Flor de Arauca (…) siempre hemos tenido ganancias. Nos hemos comido las verdes, las maduras y las pintonas”, señala.

Pero es solo parte de la historia.

Los Villegas y su Grupo Botalón forman parte del cambio de guardia en la clase empresarial que las políticas pragmáticas del gobierno han propiciado. Nuevas figuras desplazan a los capitanes de industria y marcas tradicionales en diversos negocios y mercados, arrasadas estas últimas por las estatizaciones compulsivas y las inquinas de los primeros tres o cuatro lustros de la autodenominada Revolución Bolivariana.

Ya en 2019 se los mencionaba con suspicacia. Al término de una reunión en febrero de ese año con Juan Guaidó, quien apenas semanas antes se había juramentado consecutivamente como presidente de la Asamblea Nacional de mayoría opositora y presidente interino de la República, Yoleidy Páez, entonces representante de los caficultores en la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro) -pero fallecida recientemente, en febrero de 2022-, denunció: “Hay dos empresas importantes en el sector que son de enchufados: Páramo Café y Café Botalón. Son las que rigen la política y los precios del café actualmente”,

Al respecto, Villegas Rivas también tiene una respuesta: “Son especulaciones lo que pueden decir esas personas y serían de la competencia las que dicen esas cosas, porque si hablas con productores de verdad te van a decir que Grupo Botalón es donde se les paga mejor. De Bancoex, por ejemplo, no hemos recibido financiamiento. Recibimos apoyo por la permisología para la exportación, pero no apoyo monetario”.

En la tarea de desmarcarse, Antonio Villegas Rivas niega cualquier vinculación con cualquier funcionario o ente gubernamental, amén de las loas públicas que ha recibido su empresa por parte de Maduro y Castro Soteldo, principalmente.

“No lo llamaría favoritismo, sino que hemos estado en todos los actos corporativos de la Corporación Venezolana del Café, y así como nos han felicitado a nosotros, han felicitado a otras marcas que lo están haciendo bien”.

En cualquier caso, la presunta posición dominante en el mercado que le atribuyen a Botalón, debida -según esas versiones- al favoritismo oficial, no le evitaron un sinsabor a Botalón unos meses antes de las declaraciones de Pérez, en julio de 2018. Entonces, una comisión de la Superintendencia Nacional para la Defensa para los Derechos Socioeconómicos (Sundde) allanó los galpones de la empresa en Araure, Portuguesa, por orden del superintendente William Contreras. Se la acusaba de acaparar 138 toneladas de café molido y de presentar “indicios de incumplimiento de las obligaciones previstas en la Ley Orgánica de Precios Justos”, como señaló una nota de prensa de la superintendencia. La mercancía fue inmovilizada y pronto liberada.

En la versión de Villegas, la legalidad los amparó. “Demostramos que todo estaba en regla por un tribunal, solicitamos un amparo y hubo decisión firme. Por eso nos devolvieron el café”.

Desde entonces, se hicieron más frecuentes las loas, públicas y compensatorias, por parte de funcionarios gubernamentales hacia Botalón, principalmente del ministro de Agricultura y Tierras, Wilmar Castro Soteldo.


Lea completo aquí



Semanario El Venezolano. Madrid, del 03 al 16 de agosto de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.