Las relaciones del narcotraficante Leandro Norero Tigua con políticos, funcionarios y organismos estatales en Ecuador

Leandro Norero Tigua, quien fue detenido y acusado de liderar un cartel de narcotráfico en Ecuador, hizo movimientos inusuales por más de 7 millones de dólares en tres años.

Sus actividades y sus relaciones con bandas delincuenciales son investigadas por la Policía y la Asamblea ecuatoriana.

Según información policial, Norero sería la cabeza de un cártel de narcotráfico y su agrupación tendría vínculos con otra que negociaba insumos médicos en hospitales de Guayaquil, encabezadas por Xavier Jordán.

Según un reporte de Ecuavisa, la organización de Norero tenía la participación de su esposa, Lina Romero y también de sus hermanos Johanna e Israel, todos ahora acusados e investigados.

Según los registros de la Superintendencia de Compañías, Norero y su hermano Israel son accionistas de cinco de las seis empresas que creó, cuyas actividades van desde la venta de cacao, seguridad privada, construcción, hasta el transporte pesado de carga.

Norero y su esposa conformaron la empresa Samsonseafood y ella a su vez constituyó una corporación estética que comparte como accionista con Johana Norero, hermana de Leandro.

Según la Policía, estas empresas -además de otros cinco negocios- sirvieron para que la red en los últimos tres años haga movimientos inusuales por más de 7 millones de dólares, acumule 22 cuentas bancarias, 17 propiedades en Guayaquil, Santa Elena y Manta, además de tener 13 vehículos de todo tipo.

También se investiga a otra empresa vinculada a Norero que tuvo contratos de obra pública y que fue vendida dos días después de su detención, que ocurrió el pasado 25 de mayo en Samborondón.

Otro eje de investigación está en las relaciones de la red de Norero con la de Xavier Jordán, prófugo de la justicia, acusado de venta de insumos médicos con sobreprecio.

Fausto Salinas, comandante general de la Policía, dijo ante los miembros de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea, que también hace sus indagaciones, que en el caso de Norero, «hay relaciones con personas que tienen que demostrarse, sean de la institución que sea y del nivel que sea».

Y comunicó que entre 2019 y 2020 la casa de Jordán pasó -a través de dos empresas intermediarias- a nombre Lina Romero, esposa de Norero, quien recibió medidas alternativas a la prisión preventiva.

Esa relación complica también al asambleísta correísta Ronny Aleaga, quien aparece en una foto tomada el 18 de mayo en Miami, Estados Unidos, compartiendo con Jordán y Pablo Mendoza en una piscina, ambos acusados en un caso de corrupción por la provisión de insumos médicos con sobreprecio.

Jordán fue sentenciado por asociación ilícita, junto a Daniel Salcedo, en el caso de venta irregular de insumos médicos en los hospitales públicos, durante los meses más duros de la pandemia de covid-19 en Ecuador.

A través de un comunicado, Aleaga explicó que la reunión fue en el marco de una celebración de la familia de su novia, quien es pariente de Jordán, y dijo que eso «no lo vincula en sus actividades y mucho menos en su estatus legal».

También aclaró que no le proporcionó información precisa sobre esa cita al líder de su partido, Rafael Correa, y dijo que por ello se someterá a la indagación del comité de ética de la organización.



Semanario El Venezolano. Madrid, del 03 al 16 de agosto de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.