Directora de Google Spain se desmarca de señalamientos de APEDANICA y asegura no conocer sobre casos de censura

Procedimiento ordinario 119/2020

AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA E INSTRUCCIÓN NÚM. 4 DE GAVÁ

D.a Fueneisla Clemares Sempere, con DNI … y domicilio a estos efectos en la sede de Google Spain, S.L., Plaza Pablo Ruiz Picasso, núm. 1, 28020 de Madrid, ante el
Juzgado comparezco y como mejor proceda en Derecho DIGO:

1. El pasado 24 de septiembre de 2021, recibí cédula de citación por la que el Juzgado al que me dirijo cita corno «Presidenta de Google Spain, S.L. (…) en concepto de testigo
propuesto por la parte Miguel Ángel Gallardo Ortiz». Según se informa en la citación, el objeto de la misma es que preste declaración sobre los hechos controvertidos objeto de un procedimiento iniciado a instancia de D. Miguel Ángel Montero de Espinosa Solbes contra D. Miguel Ángel Gallardo Ortiz y la Asociación para la prevención y estudios de delitos, abusos y negligencias en informática y comunicaciones avanzadas (APEDANICA).

II. A la vista de esa citación, me veo en la obligación de poner de manifiesto que no tengo conocimiento de absolutamente ningún hecho relacionado con objeto del citado procedimiento. En mi condición de Directora General (Country Manager) de Google Spain, S.L. (que no Presidenta) no tengo ninguna intervención en las decisiones de
Google LLC o de Google Ireland, que son otras filiales del grupo Alphabet, relativas a la operativa del motor de búsqueda de Google. En consecuencia, considero que no
reúno las condiciones necesarias para actuar como testigo en el procedimiento.

III. Debo señalar asimismo que he tenido conocimiento de que lo que busca en realidad el Sr. Gallardo, que por las declaraciones públicas que ha realizado entiendo que es la
parte que ha propuesto mi testifical, no es interrogarme sobre los hechos litigiosos, sino utilizar mi presencia como representante de Google Spain, S.L. para dar publicidad a sus actividades personales tratando de escenificar un debate público sobre cuestiones que no guardan ninguna relación con este procedimiento ni con la actividad de Google Spain, S.L. Por ejemplo, Google Spain, S.L. no interviene en las decisiones relativas al bloqueo de resultados del motor de búsqueda Google al amparo del «derecho al olvido» y tampoco es la responsable del tratamiento de datos realizado en la prestación de ese servicio por la sociedad americana Google LLCI.

IV. El Sr. Gallardo ha anunciado, en efecto, en sus redes sociales y sitios web2 que «(e)s la primera vez que Clemares quien es licenciada en Ciencias Económicas Empresariales de la Universidad de Navarra [sic], será sentada en el banquillo como testigo», y ha asegurado que:

«Allí APEDANICA tendrá la oportunidad de inda2ar sobre las prácticas de Google, respecto a la censura y desaparición de su motor de búsqueda de resultados sobre.
figuras relacionadas con escándalos de corrupción, varios de ellos de origen latinoamericano. Se trata de prácticas que afectan la difirsión de la verdad sobre lemas
de interés público. Algunos de los resultados censurados guardan relación, por ejemplo. con casos como el del empresario colombiano Alex Saab, el venezolano Carlos Gabaldón Vivas y varios socios de éstos, con ramificaciones comerciales en Colombia, Venezuela y otros países de América Latina.»

O también que: «[…] Está citada la presidenta [sic.] de Google como testigo de 450.000 enlaces censurados’

No tengo idea de quiénes son las personas a las que alude el Sr. Gallardo ni a qué 450.000 enlaces se refiere, pero me parece evidente que no están relacionados de ninguna manera con los hechos objeto del procedimiento al que he sido llamada como testigo, hasta donde lo he podido conocer por las numerosas publicaciones que ha llevado a cabo el Sr. Gallardo en sus páginas web4 y redes sociales’. Tampoco conozco las decisiones, procesos y políticas aplicadas por la entidad Google LLC para garantizar el «derecho al olvido» tal y como ha sido reconocido por el TJUE y las autoridades y tribunales españoles.

V. A la vista de lo anterior, en la medida en que mi interrogatorio pudiera aún ser inadmitido, o sustituido por el de algún otro empleado de Google que pudiera tener conocimiento, siquiera indirecto, de los procedimientos que sigue Google LLC en la atención de las solicitudes de «derecho al olvido», solicito al Juzgado que me exima
de mi deber de testificar o que se me permita designar una persona que pueda ilustrar al Juzgado de forma más útil y efectiva.

VI. Si lo anterior no fuera posible, desde mi máxima voluntad de cumplir con el deber de cooperación con el Juzgado, quisiera solicitar que mi testifical se practique, si fuera
viable, mediante la respuesta a un interrogatorio escrito….

Vea: https://cita.es/gava/google-fuencisla-clemares.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *