Venezolana Mirelis Yoseline Díaz Zerpa es buscada por Interpol tras huir de Brasil a Miami por la estafa piramidal orquestada por su marido

La Interpol busca a la venezolana Mirelis Zerpa, de 38 años. Se sospecha que , junto a su esposo Glaidson Acácio dos Santos, lideran un esquema de fraude al sistema financiero nacional en Brasil utilizando una aplicación de criptomonedas sin tener autorización para hacerlo.

La Policía Federal y el Ministerio Público Federal de Brasil aún investigan a Mirelis por organización delictiva y lavado de dinero .

El miércoles 25 de agosto, Glaidson fue arrestado por la Policía Federal en una mansión en Barra da Tijuca, en la Zona Oeste de Río.

El lunes 23 de agosto, Mirelis huyó a Miami. Según las investigaciones, ingresó a Estados Unidos con una visa de estudiante. Su nombre aparece en la transmisión roja de Interpol como una forajida.

Casada con Glaidson, Mirelis se ve en vídeos bailando y sonriendo. En uno de sus cumpleaños, recibió un automóvil importado de su esposo.

Glaidson dos Santos le regaló un automóvil importado a su esposa, Mirelis Zerpa, en julio.

Las investigaciones de la Policía Federal de Brasil (PF) muestran que es socia en dos de las empresas de Glaidson.

Según las investigaciones, se utilizaron R $ 38,2 mil millones a través de las cuentas bancarias de una de las empresas y Glaidson, 44% de los cuales en los últimos 12 meses. Es decir, algo alrededor de R $ 16 mil millones en un año.

La PF nombra a Mirelis como activo en la organización con Glaidson:

“Mentores clave y líderes del esquema criminal que se investiga”, afirma el informe de PF.

Según las investigaciones, la pareja mueve miles de millones en el sistema financiero oficial, así como en el mercado de criptoactivos.

La policía descubrió que Mirelis emitió órdenes para comprar y vender bitcoins con una correduría autorizada, lo que, para los oficiales de policía y fiscales, muestra que ella participó activamente en el sistema.

Las empresas de la pareja también aparecen en las investigaciones como sospecha de evasión fiscal. Según la Hacienda Federal, GAS pagó R $ 587,9 mil en impuestos a pesar de haber registrado un movimiento de R $ 2 millones.

La Hacienda Federal entendió que esto indica un acto irregular:

“Existe una incompatibilidad entre el movimiento financiero y el monto recaudado por impuestos por GAS”, afirma el informe de Ingresos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *