Tomás Elías González Benítez, un empresario con opacos negocios alimentarios que causaron pérdidas a Venezuela

Por Karem Galvez

En Venezuela se ha mantenido un ambiente de dificultad desde que la corrupción ha tomado mayor auge, dejando al pueblo pasando por muchas necesidades. Sin embargo, se han forjado nuevos empresarios que han sabido cómo aprovechar las oportunidades de cada negocio que maneje corrupción otorgándose a sí mismos una vida de lujo exclusivo.

Existen muchos contratos en donde personas comunes se hacen millonarios en Venezuela y de una forma muy rápida.

Tomás Elías González Benítez, es, por ejemplo, uno de los empresarios que ha sabido cómo aprovechar la crisis económica.

González ha sido uno de los intermediarios de producción de comida de las estatales Pdval, CASA y CORPOVEX aprovechándose de la poca producción que existe en Venezuela. Sus empresas han realizado facturaciones con sobreprecio.

Una de estas empresas está ubicada en la República Dominicana, la cual lleva el nombre de Productora Panorama, pero no posee ninguna industria, sino que es un intermediario entre un fabricante dominicano y el estado Venezolano, procedimiento que está totalmente prohibido por la ley que regula el acuerdo de Petrocaribe. González a través de esta empresa ha generado ganancias debido a sus sobreprecios de hasta de 1000%.

Productora Panorama se encuentra ubicada en la torre Sarasota Center y cuenta con un espacio de 120m2, lo cual se entiende no permite ninguna producción de alimentos. Los contratos con Petrocaribe le dieron como resultado a Tomás González un apartamento en 422 NW North River Drive; y en MyntLonge, que se encuentra ubicado en la Collins Avenue de Miami Beach, un fabuloso Townhouse en Continuum building – Miami, también posee un Cessna Citation X. entre otras propiedades. El Townhouse le generó un pago de impuestos inmobiliarios por la suma de $ 61,235.35 para el 30 de diciembre de 2014 a través de e-check.

González es el propietario de High Hill Entertainment en Miami Florida, empresa ubicada en 690 Lincoln Rd # 202. Miami Beach, FL 33139, siendo esta la misma dirección que se utiliza en la dirección postal de su casa, en el edificio Continuum en Miami.

Además González, quien antes residía en El Paraíso, Caracas, también cuenta con otras empresas a su nombre, como por ejemplo, Domar Trading SA, una empresa que se encarga de la compra de alimentos, es de origen panameño.

González es director de varias empresas que fueron las que demandaron a Bariven y Pdvsa Servicios (PSI) en las cortes del sur de la Florida en el año 2008.

Las empresas que realizaron las demandas por el incumplimiento de contrato fueron; Dexton Validsa por $40.76million; y Alox International LLC por $6 millones. Ambas empresas son de Panamá y el Sr. González es director de las dos. Dexton Validsa tenía 5 contratos por un valor de $195 millones para adquirir carne, pollo y azúcar refinada, y Alox Internacional había firmado con Bariven proporcionar: 19.000 Toneladas métricas de harina de trigo y 4.000 de margarina en el 2008.

Tomás Elías González, es director de las siguientes empresas:

  • AFCOM CORP.
  • DEXTON, S.A.
  • ALOX INTERNATIONAL LLC CORPORATION
  • OIL GAS TECHNOLOGY INC.
  • TOTAL WEB SERVICES S.A.
  • DOMAR TRADING, S.A.
  • LATIN INVESTORS S.A
  • GESTAMER, S.A.

“Los dueños de una firma de Miami denunciaron que el gobierno venezolano les canceló un contrato multimillonario, después de que se negaron a pagar un alegado soborno de $2 millones, según documentos de una demanda radicada en la Corte del Distrito Sur de La Florida, en Miami”.

La demanda presentada por Tomás González y Pablo Cárdenas, propietarios de la firma exportadora de alimentos DextonValidsa, Inc., alegó que las empresas estatales venezolanas Bariven, S.A. y PDVSA Services, Inc. (PSI), cancelaron cinco contratos para el suministro de carne de res, pollo y azúcar refinada por un valor de unos $195 millones

Juan Carlos Chourio, un presunto enviado de Bariven, les pidió $2 millones como garantía de que los contratos no serían cancelados. González y Cárdenas mencionaron en la demanda iniciada en junio del 2008 que el ciudadano Juan Carlos Chourio aseguró que tanto Luis Hernández como George Kabboul lo habían enviado para que exigiera el pago de la comisión.

”Adolfo Jiménez, de la firma Holland&Knight, de Miami, que representa a DextonValidsa, indicó que los contratos fueron cancelados injustificadamente”. La empresa se negó a pagar el supuesto soborno.

Curiosamente, esta demanda no le impidió a González mantener sus negocios con el gobierno venezolano y seguir siendo uno de los proveedores de alimentos de Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *