¿Fue la fuga en Venezuela de Leopoldo López una «operación suicida» o el resultado de una negociación política?

Por Eva Cordero | Opinión

La derecha Española y su lobby mediático trata de construir una visión épica de la fuga de Venezuela en 2020 del opositor venezolano Leopoldo López, como una forma de negar que hubo un arreglo con el chavismo.

Pero hoy, casi un año después, muchos venezolanos insisten en que sí lo hubo y que sin la buena pro del líder chavista Diosdado Cabello o si el chavismo no voltea la mirada hacia otra parte, la fuga de López no hubiera sido posible.

No pocos dudan que el Gobierno de Maduro desconociera los planes de López o que el opositor tuviera infiltrado al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), como algunos han querido hacer ver, desde que el 30 de abril de 2019, López, durante un fugaz levantamiento contra Maduro, fuera liberado de su arresto domiciliario, gracias a Manuel Ricardo Cristopher Figuera, quien era para entonces director del servicio de inteligencia civil de Venezuela.

Sigue estando presente la idea de que con la participación negociada de miembros te los gobiernos colombianos y español, el chavismo permitió la fuga de Venezuela, primero a Colombia y luego a España, de Leopoldo López, como un gesto para aminorar la conflictividad política que la facción opositora encabezada por López estaba generando.

Casi un año después, la figura de López como líder opositor se ha debilitado, en la misma medida que la visión épica que se ha ofrecido del político venezolano en diarios como EL MUNDO de España, en donde se catalogó la fuga como una «operación suicida», algo que luce cada vez más como una ficción.


Las aseveraciones expuestas en este artículo son solo del autor (a) y no representan de forma alguna afirmaciones u opiniones editoriales de Expresa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *